• English
  • Español
  • 简体中文
  • Nederlands

Cómo aumentar la producción de papa usando técnicas sencillas (o cómo manejar integralmente la sanidad de la semilla de papa)

Cómo aumentar la producción de papa usando técnicas sencillas (o cómo manejar integralmente la sanidad de la semilla de papa)
November 14, 2016

Los pequeños agricultores de países en desarrollo usan como semilla de papa los tubérculos cosechados en su finca o aquellos conseguidos de vecinos o en mercados locales. Pero es un material que suele tener plagas y enfermedades, que se acumulan de un ciclo a otro y que llegan a disminuir los rendimientos. El proceso se conoce como degeneración de la semilla. Un reciente estudio recomienda la combinación de tres tácticas para atenuar el problema: (1) variedades resistentes a las plagas y enfermedades que causan la degeneración, (2) técnicas realizadas por el agricultor en su finca para manejar la semilla y (3) uso ocasional de semilla sana producida fuera de la finca. Esta nota analiza el problema de la degeneración de la semilla, detalla la estrategia propuesta del Programa del CGIAR de Raíces, Tubérculos y Banano, y describe cinco técnicas sencillas para mejorar la calidad de la semilla y aumentar la producción de papa.

La papa es el tercer cultivo en importancia del mundo y más de la mitad de su producción ocurre en países en desarrollo.

En estos países se triplicó el consumo por persona (de 6 kg en 1969 a 18 kg en 2014) debido principalmente al potencial rendimiento del cultivo, al alto valor nutritivo y a su diversidad culinaria.

El poco tiempo que necesita para producir alimento le permite aliviar hambrunas y crecer al lado de otros cultivos o intercalarse con ellos, como sucede con los cereales en África y Asia.

Pero los rendimientos son bajos en los países en desarrollo.

Y una de las principales causas es la degeneración de la semilla (o tubérculo-semilla, en sentido estricto).

Lea la nota completa en Medium bajo el título de Cómo aumentar la producción de papa usando técnicas sencillas (o cómo manejar integralmente la sanidad de la semilla de papa)