Расширенный поиск
    [node:title]
    En esta primera temporada de evaluación, los mejores rendimientos en la variedad Puyehue-INIA se obtuvieron con una densidad de plantación de 53.000 plantas por hectárea, o sea, 4 tubérculos por metro lineal, usando semilla con calibres de entre 4.5 y 5.5 centímetros de diámetro. Asimismo, los resultados preliminares muestran que es posible disminuir hasta en un 50 por ciento la cantidad de fungicidas utilizados con cultivares resistentes a esta enfermedad, como la nueva variedad Patagonia-INIA.
     
    En un día de campo organizado por INIA Remehue, Centro Nacional de la Papa, y el Consorcio Papa Chile, entidad que reúne a productores de papa de gran parte del país y que cuenta con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), especialistas del INIA dieron a conocer los resultados obtenidos en la primera temporada de experimentos para determinar la densidad óptima de plantación de la nueva variedad Puyehue-INIA, junto a ensayos de fertilización y control de enfermedades en diferentes variedades de papa.
     
    “Cumpliendo con los objetivos que nos propusimos como institución tecnológica ejecutora, al presentar -junto a la Universidad de Los Lagos- el proyecto que dio vida al Consorcio Papa Chile, en los últimos años el INIA ha trabajado en la creación de nuevas variedades con valor agregado y amplia adaptación para diferentes mercados y usos. Además, el equipo de investigación a cargo de esta labor, se ha empeñado en desarrollar tecnología para la optimización agronómica del cultivo de la papa, tanto para consumo fresco, como para semilla y procesamiento industrial;y al mismo se ha logrado importantes avances en la generación de servicios de apoyo técnico para el manejo y control de las principales enfermedades que afectan a la papa”, explicó el director regional de INIA Remehue, Francisco Salazar.
     
    Julio Kalazich, especialista en el cultivo de la papa de INIA Remehue y director del proyecto, explicó que en este día de campo los ingenieros agrónomos, Patricio Sandaña y Sandra Orena, dieron a conocer los resultados de los ensayos de fertilización con nitrógeno, fósforo y potasio y los experimentos de densidad de plantación con distintos tamaños de tubérculos-semillas.

    El profesional añadió que los ensayos de fertilización se realizaron con las variedades Karu-INIA y Patagonia-INIA, mientras que los experimentos de densidad y calibre de plantación se desarrollaron con la nueva variedad Puyehue-INIA, siendo éstas las primeras evaluaciones que se realizan con esta nueva papa chilena, luego que fuera lanzada al mercado en el año 2011.
     
    Patricio Sandaña sostuvo que “que en las variedades Karu-INIA y Patagonia-INIA los rendimientos estuvieron limitados principalmente por la disponibilidad de nitrógeno, más que por el suministro de fósforo y potasio”. Además destacó que “la variedad Patagonia-INIA logró una mayor respuesta en rendimiento por efecto de la fertilización con estos macronutrientes, lo cual podría estar asociado al mayor potencial de rendimiento de esta variedad en comparación a Karu-INIA”.
     
    Por su parte, Sandra Orena, dijo que “en el experimento de densidad y calibre, se evaluó el efecto de cuatro tamaños de semillas de papa diferentes y cuatro densidades de plantación, sobre el rendimiento”.
     
    Añadió que “los calibres usados a la plantación fueron: 2.8-3.5;3.5-4-5;4.5-5.5 y 5.5-6.5 centímetros de diámetro de la semilla y las 4 densidades de plantación utilizadas fueron: 26.000, 40.000, 53.000 y 66.000 plantas por hectárea, que equivalen a plantaciones que utilizan 2, 3, 4 y 5 tubérculos por metro lineal, sobre la hilera, respectivamente”.
     
    De acuerdo a los resultados de esta primera temporada de evaluación, los mejores rendimientos obtenidos con la variedad Puyehue-INIA -creada a partir del cruzamiento de la variedad holandesa Altena con la variedad chilena Pukará-INIA- se obtuvieron con la densidad 53.000 plantas por hectárea, en todos los calibres de papa-semilla utilizada. Esta densidad se obtiene plantando 4 tubérculos por metro lineal.
     
    En cuanto a los objetivos de plantación, la investigadora de INIA Remehue indicó que “los mejores tratamientos evaluados fueron aquellos en los que se usó 4 tubérculos por metro lineal y tubérculos-semilla de las categorías semilla y semillón, que son tubérculos-semillas que van entre 4,5 y 5,5 centímetros y entre 5,5 y 6,5 centímetros de diámetro, en los cuales se obtuvo rendimientos de 66 y 65 toneladas por hectárea, respectivamente”.
     
    De acuerdo a estos ensayos preliminares, para la producción de papa-semilla, el mejor resultado se obtuvo con tubérculos-semillas de entre 5.5 y 6.5 centímetros, con una densidad real de 55.556 plantas por hectárea. Esta producción se logró con 212.000 tallos por hectárea y un promedio de 4 tallos por planta.
     
    En cuanto a las evaluaciones relacionadas con el control de enfermedades, Ivette Acuña, fitopatóloga de INIA Remehue, indicó que en esta temporada se realizaron ensayos para determinar estrategias de control químico y su interacción con la resistencia varietal al tizón tardío, bajo condiciones de riego y secano.
     
    “Los resultados preliminares muestran que es posible disminuir hasta en un 50 por ciento la cantidad de fungicidas utilizados con cultivares resistentes a esta enfermedad, como Patagonia-INIA y Sinfonía, sin afectar el rendimiento”.
     
    Además, se pudo observar que la variedad Patagonia-INIA muestra una alta tolerancia al stress hídrico, logrando rendimientos similares bajo condiciones de riego y secano en los experimentos de esta temporada.
     
    Adicionalmente, se mostraron resultados de calibración del sistema de alerta para tizón temprano. La Dra. Acuña indicó que se han realizado evaluaciones durante dos temporadas con resultados bastante concluyentes que indican los momentos claves para el control químico, basado en la curva de liberación de esporas del hongo y las condiciones ambientales de la temporada. Se estima que este sistema estaría listo para ser validado con los agricultores para la temporada 2012-13.
     
    El gerente del Consorcio Papa Chile, Luis Miquel, reasaltó la importancia de la información entregada en este día de campo señalando que “la variedad Puyehue-INIA tiene un enorme potencial por sus características distintivas y ello le puede dar grandes proyecciones en el mercado, especialmente en el retail. Por eso es muy relevante que los productores sepan exactamente en qué fechas plantar;el manejo de la densidad;de las necesidades de riego y cuáles dosis de fertilizantes deben usar”.
     
    De igual forma, el ejecutivo destacó la importancia de los experimentos relacionados con la sanidad del cultivo, en especial aquellos que buscan evaluar la resistencia de las distintas variedades de papa a enfermedades como el tizón tardío y el tizón temprano de la papa.
     
    La nueva variedad Puyehue-INIA fue liberada al mercado en el año 2011. Sus tubérculos se caracterizan por su forma oval alargada, con ojos muy superficiales, piel roja y pulpa amarilla clara.
    Help