Groenlandia es una nación ártica, pero a lo largo de la franja de la isla, entre el hielo y el mar, hay tierra. Y en la parte sur del país, esta tierra es cultivable.

Los campos y arbustos de Tasilikulooq se encuentran entre las verdes colinas onduladas que inspiraron a los vikingos a llamar a este lugar Groenlandia.

Sin embargo, aunque las patatas se cultivan en una granja de investigación del gobierno y en varios jardines para uso privado, por lo que sabemos, no se realiza ningún cultivo comercial de patatas.

El cambio climático ha despertado recientemente la esperanza de que el cultivo de patatas en este país de sólo 60.000 habitantes pueda ser comercialmente viable, pero los veranos recientes no sólo han sido cálidos, sino también muy secos, por lo que si esto llega a ser una realidad, aún está por verse.

Campo de patatas en Groenlandia (Cortesía: Der Spiegel)

Help