Patatas Hijolusa: Ejemplo de Gestión ante la crisis del Covid-19

Imagen de la planta de producción de Patatas Hijolusa.

La pandemia mundial por el coronavirus multiplica la importancia del sector primario, las rutas de abastecimiento, el desarrollo y la reserva estratégica. La firma leonesa Patatas Hijolusa es uno de los ejemplos de gestión ante la crisis, motor económico y garantía de futuro.

Raíz de todo crecimiento y elemento clave del desarrollo, el sector primario ha reforzado su determinante papel ante una situación excepcional: la crisis generada por el Covid-19.

En un momento clave, de extraordinaria gravedad en el terreno sanitario y social, la mirada se ha girado hacia este área reconociendo su papel como pilar de la estructura económica.

Patatas Hijolusa, una de las empresas de referencia en el sector:
 

“La función que cumple el sector primario no siempre es visible y reconocida, pero en situaciones excepcionales como las actuales es cuando se pone en valor el gran trabajo que realiza.

No en vano, cubre una de las necesidades básicas del ser humano para poder sobrevivir: la alimentación.”

“Puede considerarse el punto de partida de cualquier economía. Las actividades que se desarrollan en él son imprescindibles. Es el trabajo de agricultores, ganaderos, pescadores… y todo el sector de la distribución lo que hace posible que todos los días dispongamos de productos que llevar a la mesa.”

“Y otros sectores como el del transporte también juegan un papel relevante para hacer esto posible.”

“ Hijolusa se reconoce que »el coronavirus ha alterado la realidad de todos. De esta situación no nos libramos nadie. Pero hemos salido adelante en muchas ocasiones y, esta vez, tenemos la esperanza de que también será así. En el caso de Patatas Hijolusa, la segunda semana de marzo supuso un reto importante.”

“Un reto importante y determinante porque el miedo y la incertidumbre provocaron situaciones complejas de gestionar. Se incrementó la demanda de nuestros productos de manera notable en cuestión de horas debido a la avalancha de compras ocurrida en los supermercados y tiendas de nuestros clientes, llegando a duplicar, y en algunos casos a triplicar, el volumen habitual de pedidos. Esta situación incidió en toda la cadena de suministro de productos básicos de alimentación e higiene, pero, hoy por hoy, están llegando a los mercados sin problemas.”

Imagen de la planta de producción de Patatas Hijolusa.

La demanda y las limitaciones del mercado

La enorme demanda y las limitaciones del mercado han tensionado al máximo al sector agrícola sembrando incluso un interrogante sobre si será necesario reordenar los sistemas productivos en el sector, la ampliación de la superficie y la apuesta por la calidad.

Patatas Hijolusa:

 

 

“Afortunadamente somos un país con muchos recursos. Tenemos un sector muy competente que está poniendo todo de su parte para conseguir salir adelante. Nuestros agricultores siguen haciendo las cosas bien, y con afán de mejora, que es fundamental para conseguir ser competitivos con otros mercados.”

“A nivel europeo, España ocupa la octava posición en producción de patata y la séptima en superficie. Castilla y León es la principal comunidad productora de patata en nuestro país, siendo una de las regiones con mayores rendimientos por hectárea de este alimento a nivel mundial. Patatas Hijolusa el año pasado adquirió entorno a 60.000 toneladas de patata en Castilla y León y, sin duda, sería una gran noticia que la capacidad productiva de nuestra comunidad se viera ampliada.”

Como actor de peso en este escenario Patatas Hijolusa remarca su apuesta por ofrecer el mejor producto a sus clientes.

Patatas Hijolusa:

 

 

 

 

“La calidad es una máxima, una filosofía de trabajo que aplicamos a todas las áreas de la empresa. Ese es el nivel de exigencia que nos autoimponemos, y que nos ayuda a continuar mejorando.”

“Por eso, nuestros agricultores también trabajan en esa dirección, cultivando las variedades que solicitamos y que son aptas para poder ofrecer al mercado una patata lavada culinariamente apetecible, con buen aspecto, sin defectos internos, y con homogeneidad. La calidad para nosotros es un elemento imprescindible.”

 

 

Selección de producto en la firma leonesa Patatas Hijolusa.

Una mirada al futuro

Patatas Hijolusa:

 

 

“Creemos que el incremento de la competitividad de nuestro sector podría lograrse implementando mejoras en los sistemas de recogida en campo para no dañar el producto; adaptando el cultivo de variedades de patata a las que, por sus características, son demandadas por la industria transformadora; enfocándose a una correcta conservación de la patata tras su recolección, de manera que se pueda ir suministrando el producto al mercado en los meses en los que la naturaleza no permite su cosecha; desarrollando nuevos formatos para el consumidor final; y abriendo nuevos canales de venta.”

“En los próximos meses, con la llegada de la temporada de patata nueva, será determinante la labor de los agricultores. Necesitarán cubrir su demanda de mano de obra para poder recolectar, y tener la garantía de poder hacerlo en condiciones de seguridad.”

Desabastecimiento. Esa palabra fue la que en las últimas semanas estuvo a diario formando parte de las conversaciones entre consumidores. Una palabra que multiplicó su importancia por un 'efecto contagio' que puso a prueba el sector, y así lo vivieron en esta industria agroalimentaria leonesa.

Patatas Hijolusa:

 

 

 

 

“Todo el equipo de Patatas Hijolusa nos volcamos para evitar el desabastecimiento, algo muy importante para que todos pudiéramos recuperar la calma y reducir el miedo. Y así continuamos haciéndolo a día de hoy.”

“La situación excepcional nos obligó a tener que reforzar nuestra plantilla en tiempo record, gestionar stock de materiales auxiliares, reorganizar logística de transporte, establecer medidas de protección para que pudiéramos continuar trabajando con seguridad, y además abordar nuestro propio miedo e incertidumbre ante el nuevo escenario.”

“Afortunadamente, nuestra planta está preparada en cuanto a equipación tecnológica y capacidad productiva para asumir una situación de exigencia máxima como la actual, pero, sin duda ninguna, nuestro excepcional equipo humano ha sido la clave para conseguir adaptarnos a una demanda tan brutal como la que se ha presentado de forma inesperada. Hoy la situación ya está más normalizada, permitiéndonos una gestión más tranquila, y llevando un flujo de trabajo habitual.”

. En tiempos de crisis, actividad y empleo

Ese efecto multiplicador en la producción ha conllevado, como elemento positivo, un crecimiento en el empleo. Si acaso, en el horizonte, queda garantizada la capacidad de respuesta.

Patatas Hijolusa:

 

 

 

 

“Tuvimos que incrementar puntualmente nuestra plantilla en un tiempo récord. Pasamos de 147 trabajadores a 174 para poder dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes. Es decir, un incremento de 27 personas a las que necesitábamos formar y que pudieran comenzar su labor de manera ágil en cuestión de horas. Todo un reto organizativo.”

“La temporada de patata nueva en España está a punto de comenzar; suele situarse su inicio entre finales de abril y principios de mayo. La recogida se va realizando de sur a norte, respondiendo a las exigencias que marca la climatología, que es lo que determina las cosechas.”

“En Castilla y León la temporada suele empezar a principios de julio y extenderse hasta finales de octubre. El resto de meses las necesidades del mercado se cubren con patata de conservación. La patata es un alimento muy nutritivo y saludable, que se mantiene en perfecto estado durante mucho tiempo. Si todo sigue como hasta ahora no habrá problemas.”

Industria 4.0

Esta empresa familiar, que ya camina por la senda de la conversión hacia industria 4.0, también está apostando fuerte por mantenerse a la vanguardia del sector mediante la digitalización de su planta y por cultivar su relación directa con el consumidor final a través de su web www.hijolusa.es y de sus redes sociales, donde se muestran muy activos.

Estos dos aspectos le están permitiendo, por un lado, mejorar su capacidad productiva con mayor eficiencia, y por otro, adaptarse de forma rápida y resolutiva a las exigencias del mercado dando valor al producto al que destinan su actividad.

Pero quedan dudas en el aire: ¿Habrá un antes y un después de esta crisis a nivel económico, que, en términos globales, obligará a rearmar la apuesta por el sector productivo?La respuesta no deja dudas.

Patatas Hijolusa:

 

 

 

 

“En España, como en el resto de países afectados, enfocamos un escenario difícil. Pero no hay que adelantarse. Debemos mantener la esperanza puesta en que entre todos vamos a conseguir superar este gran reto que está suponiendo el Covid-19.”

“Será necesario realizar una revisión para localizar los puntos en los que podemos todos mejorar para que, de volver a presentarse una situación así, estemos más preparados y no suframos tanta tensión.”

 

 

Imagen de la sede de la firma leonesa Patatas Hijolusa.

El futuro y la gestión del mercado

Patatas Hijolusa ya analiza qué mercado espera tras la crisis del Covid-19, con la siguiente reflexión.

Patatas Hijolusa:

 

 

“Creemos que nos encontraremos con un mercado debilitado, con la incertidumbre de no saber cuál será la capacidad de respuesta de las empresas. Es una situación completamente nueva, donde la solvencia de estas jugará un papel determinante para lograr continuar con la actividad.”

“Es probable que los recursos económicos de las familias se vean afectados de forma importante, y, en este caso, el consumo se centrará en los productos de primera necesidad. Habrá muchas empresas y autónomos que tendrán grandes dificultades para superar la situación.”

“A nivel local, en León vamos a tener que adaptarnos a la dirección que tome España como país. Nuestra provincia no cuenta con grandes industrias que puedan ser un gran motor. Dependemos mucho del turismo y de la hostelería, y son sectores que van a tardar en recuperarse. Es importante mantener recursos en reserva en previsión de lo que pueda ocurrir.”

En Hijolusa, como en el resto del sector empresarial, también se mira ahora al futuro de la provincia en el día 'cero + 1' de esta crisis sanitaria y por extensión económica. Un escenario difícil que exigirá esfuerzo e ingenio.

 

 

Help