Búsqueda Avanzada
  • Noticias
  • Ingredientes
  • El índice de precios de los alimentos de la FAO cae por tercer mes consecutivo en junio
The FAO Food Price Index drops for the third consecutive month in June.
El índice de precios de los alimentos de la FAO cae por tercer mes consecutivo en junio.
El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en junio de 2022 en un promedio de 154,2 puntos, es decir, 3,7 puntos (un 2,3 %) menos que en mayo, lo que representa su tercer descenso mensual consecutivo, si bien aun así se encuentra 29,0 puntos (un 23,1 %) por encima de su valor de hace un año. La caída de junio obedeció al descenso de los precios internacionales de los aceites vegetales, los cereales y el azúcar, mientras que los precios de los productos lácteos y la carne aumentaron.

El índice de precios de los cereales de la FAO registró en junio un promedio de 166,3 puntos, esto es, 7,2 puntos (un 4,1 %) menos que en mayo, pero aun así 36,0 puntos (un 27,6 %) por encima de su valor de junio de 2021. Tras alcanzar un nivel prácticamente sin precedentes en mayo, los precios internacionales del trigo disminuyeron un 5,7 % en junio, si bien seguían superando en un 48,5 % sus valores del año pasado.

El descenso de junio se debió a la disponibilidad estacional de las nuevas cosechas en el hemisferio norte, a la mejora de la situación de los cultivos en algunos de los principales países productores —como el Canadá—, a las perspectivas de aumento de la producción en la Federación de Rusia y a la desaceleración de la demanda mundial de importaciones.

Los precios internacionales de los cereales secundarios disminuyeron un 4,1 % en junio, pero se mantuvieron un 18,4 % por encima de sus valores de un año antes.

La presión a la baja derivada de las disponibilidades estacionales en la Argentina y el Brasil, donde las cosechas de maíz avanzaron con rapidez, y de la mejora de la situación de los cultivos en los Estados Unidos de América causó un descenso del 3,5 % de los precios mundiales del maíz en junio.

A la presión a la baja contribuyó también la preocupación por las perspectivas de la demanda ante los indicios de desaceleración económica.

En lo que respecta a otros cereales secundarios, los precios del sorgo y la cebada cayeron en junio un 4,1 % y un 6,1 %, respectivamente, y las cotizaciones del maíz y el trigo disminuyeron asimismo.

La fuerte demanda de arroz indica y basmati, sumada a la reducción de las disponibilidades de este último, empujó al alza los precios internacionales del arroz en junio.

El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en junio en un promedio de 211,8 puntos, lo que supone una disminución intermensual de 17,4 puntos (un 7,6 %), como resultado de la bajada de los precios de los aceites de palma, girasol, soja y colza.

Los precios internacionales del aceite de palma descendieron en junio por tercer mes consecutivo, debido al crecimiento estacional de la producción en los principales países productores unido a las perspectivas de aumento de los suministros para la exportación en Indonesia en vista de las abundantes existencias nacionales.

Entretanto, las cotizaciones mundiales de los aceites de girasol y soja también descendieron, a consecuencia de la débil demanda mundial de importaciones tras la subida de los costos observada en los últimos meses.

En el caso del aceite de colza, además del racionamiento de la demanda, los precios internacionales se debilitaron ante la inminente llegada de nuevos suministros de cosecha.

El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró en junio un promedio de 149,8 puntos, esto es, 5,9 puntos (un 4,1 %) más que en mayo y 29,9 puntos (un 24,9 %) por encima de su valor de junio de 2021. En junio, aumentaron los precios internacionales de todos los productos lácteos.

Las cotizaciones del queso fueron las que más subieron, sustentadas por el aumento repentino de la demanda de importaciones respecto de los suministros al contado ante la preocupación en los mercados por la disponibilidad de suministros más adelante durante el año, ya que la ola de calor de principios del verano deprimió aún más la producción lechera en Europa, ya de por sí baja.

Los precios mundiales de la leche en polvo aumentaron debido a la fuerte demanda de importaciones, la persistente escasez de la oferta mundial y los bajos niveles de existencias.

Los precios internacionales de la mantequilla repuntaron a causa de la incertidumbre en los mercados sobre las entregas de leche en los próximos meses, que impulsó las adquisiciones en el extranjero y la demanda interna en Europa.

El índice de precios de la carne de la FAO* se situó en junio en un promedio de 124,7 puntos, esto es, 2,1 puntos (un 1,7 %) más que en mayo, lo que constituye un nuevo récord y supera en 14,0 puntos (un 12,7 %) su valor de junio de 2021.

Aumentaron los precios mundiales de todos los tipos de carne, con una fuerte subida de las cotizaciones de la de aves de corral ―que alcanzaron un máximo histórico― a consecuencia de la prolongada situación de escasez de la oferta mundial, afectada por la guerra en Ucrania y los brotes de gripe aviar en el hemisferio norte.

Los precios de la carne de bovino repuntaron a raíz de la supresión por China de sus restricciones a la importación de envíos procedentes del Brasil.

Por su parte, los precios de la carne de cerdo se recuperaron ligeramente gracias al aumento de las importaciones de varios de los principales importadores, mientras que se mantuvo el bajo nivel de adquisiciones por parte de China. Los precios internacionales de la carne de ovino también se recuperaron debido a la disminución de los volúmenes de exportación en Nueva Zelandia, pese a la atonía de la demanda en Asia septentrional.

El índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio de 117,3 puntos en junio, es decir, 3,1 puntos (un 2,6 %) menos que en mayo, lo que constituye el segundo descenso mensual consecutivo y el nivel más bajo desde febrero.

La desaceleración del crecimiento económico mundial deprimió la demanda y las cotizaciones internacionales del azúcar en junio.

Por lo que respecta a la oferta, las buenas perspectivas de disponibilidad mundial siguieron ejerciendo una presión a la baja sobre los precios.

El debilitamiento del real brasileño frente al dólar de los EE.UU. y la bajada de los precios del etanol en el Brasil incitaron a los productores a intensificar la producción de azúcar, lo que contribuyó al aumento de la oferta y a la reducción de los precios mundiales del azúcar en junio.

Sin embargo, la incertidumbre acerca de la producción de la campaña actual en el Brasil impidió que se produjeran disminuciones más sustanciales de los precios.
 

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

(Click para ampliar)
El índice de precios de los alimentos de la FAO cae por tercer mes consecutivo en junio.
Heat and Control - Leaderboard - 20220920
Help