Uitgebreide zoek mogelijkheden
Cómo cultivar patatas en tu terraza, ¡es tan fácil!
Uno de los cultivos más sencillos para tener en maceta. Y hasta puedes usar las del súper
Pescar patatas en una maceta llena de tierra resulta un placer. Pero hay más motivos para cultivar tus propias patatas en la terraza: se trata de uno de los cultivos más sencillos, fiables y sabrosos.

Y todo lo que necesitas es una maceta grande, de entre 16 y 20 litros, algo de tierra o de sustrato ecológico y unas pocas patatas.

Tres tipos de patatas para la terraza

Técnicamente, las patatas se clasifican en tres grupos, en función del tiempo que les cuesta madurar. Es decir, del tiempo que necesitas desde que las colocas en la maceta hasta que las desentierras, listas para hincarles el diente:
 
  • Temprana o precoz (unos 100 días)
  • Semitemprana (unos 120 días)
  • Tardías o de cultivo principal, que les lleva unos 160 días terminar de crecer.
Las patatas tempranas (como la amarilla jaerla o la viola) suelen meterse en la tierra a mediados o finales de marzo y están listas en junio o julio; mientras que las patatas semitempranas suelen enterrarse a partir de mediados de abril y estar listas para comer entre julio y agosto.

¿Lo mejor? Que dejas sitio para plantar tus lechugas en la terraza. ¿Y qué hay de las patatas tardías? Suelen enterrase a mediados o finales de abril, y están listas al final de verano, en agosto, septiembre u octubre.

Ahora bien, nada te impide estirar estas reglas y adaptarlas a tu terraza. Que nada te frene si quieres plantar tus patatas tempranas ahora: lo único que debes recordar es que tendrás tu cosecha lista un poco más tarde. Si tus patatas están en buenas condiciones, crecerán felices y sanas.

Es más: una de las bellezas de enterrar tus propias patatas es que puedes escoger entre un montón de variedades y de sabores: desde las dulces y delicadas monalisas (técnicamente semitempranas) o las tan de moda patatas agrias (también semitempranas), hasta variedades moradas, como las vitollete, de un llamativo color violeta que las ha convertido en un reclamo de la alta cocina.

Un truco: si no tienes demasiado espacio, intenta escoger una patata temprana o semitemprana y pensada para cocer o para añadir a las ensaladas, ya que ocuparán menos sitio en tu terraza.

¿Qué recipiente uso para que crezcan mis patatas?

Muchas patatas tempranas o semitempranas se las arreglan bien en una maceta grande, de entre 16 y 20 litros. Puedes utilizar un macetero de bolsa (tan de moda) o reutilizar una bolsa de tierra grande que hayas comprado para tus plantas (suelen ser de hasta 50 litros).

También puedes usar una bolsa de escombros que te sobre, incluso hacer unos agujeros en una cesta grande que pensabas tirar.

En general, cualquier recipiente de unos 30 por 30 centímetros debe resultar suficiente para enterrar una patata (y recoger una decena o más, si se te da bien). Y si usas algo más grande, de entre 45 y 50 centímetros de diámetro, puedes meter dos patatas con tranquilidad; y sacar un par de docenas (más o menos) en unos meses.

Pero no pongas más de tres patatas en un recipiente que no supere los 40 litros, porque crecerán estrujadas y lo único que lograrás es recoger patatas muy pequeñas.

¿Cuánta tierra uso en la maceta de las patatas?

Necesitas llenar los recipientes con unos 30cm de tierra o sustrato ecológico, para que las raíces y los tubérculos (las patatas) engrosen felices. A las patatas les gusta el suelo no compactado; ya que tienen que engordar.

Plantar tus patatas es tan sencillo como usar una pala de mano pequeña, desplazar un poco de tierra, meter tu patata en el espacio que has dejado (unos 15 cm), sacar la pala con cuidado y volver a poner la tierra en su sitio, para ocultar la patata.

Ahora bien: recuerda que los tubérculos no deben ver la luz. De lo contrario, verdean: se cargan de solanina, un glucoalcaloide amargo y algo tóxico. Para evitarlo, dos semanas antes de recogerlas, echa un buen puñado de tierra (o una maceta llena) en la base de tu planta.

Riégalas y cúbrelas mientras que hace frío

Para proteger a las pequeñas plantas de patata del frío, puedes utilizar una manta térmica de cultivo hasta que desparezca el riesgo de heladas nocturnas en tu zona.

Pero ten en cuenta que una buena cosecha de patatas también depende de cuánto las riegues. Si plantas en maceta, no puedes descuidar el aporte de agua, ya que la tierra se seca antes que si cultivas en la tierra.

Riega bien toda la maceta, hasta que el agua drene por los agujeros inferiores. Así te aseguras de que todas las patatas han recibido su ración. [Hace unas semanas te contamos cómo tener una huerta de autoabastecimiento sin romperte el lomo ni coger una azada.]

¿Cuándo desenterrar las patatas de la maceta?

¿Cómo sabes que están listas? Si tus patatas son tempranas o semitempranas, hay una regla que dice que hay que esperar hasta que tengan flor y se marchite. Y, si son tardías, la misma regla dice que hay que ver amarillear las hojas.

Aun así, no hay mejor método que tu mano: escarba un poco y palpa el tamaño de tus deliciosos tubérculos. Date el gusto de mancharte de tierra: es solo la antesala del placer que obtendrás al hincar el diente a tus propias patatas.
Help