Uitgebreide zoek mogelijkheden
  • Nieuws
  • Aardappelketen
  • España: Agricultores de la Asociación de Cosecheros La Papa Bonita realizan tradicional preparación para la siembra de patata
Agricultores de la Asociación de Cosecheros La Papa Bonita.
Agricultores de la Asociación de Cosecheros La Papa Bonita realizan tradicional preparación para la siembra de patata.
Se cosecharon en julio y desde entonces, llevan esperando para su puesta a punto. Unos 200 kilos de distintas variedades de papas bonitas estaban listas el jueves para ser desgreladas, un trabajo manual sencillo, que requiere mucho tiempo y que los agricultores de Icod El Alto, en Los Realejos, consideran indispensable antes de sembrar para garantizar unos buenos resultados.

Se trata de sacarle la germinación o brote, una tarea que Anatolio Luis Domínguez, Francisco González, a quien sus colegas llaman 'Kiko', y Elías Pérez Domínguez realizan de forma automática y con la única ayuda de un par de guantes.

Los tres pertenecen a la Asociación de Cosecheros La Papa Bonita, una cooperativa agraria que desde hace más de una década promociona, cultiva y vela por las papas antiguas de Canarias. Su sede está ubicada en el citado núcleo realejero.

Se citaron allí a las cinco y 20 minutos más tarde ya habían comenzado. No hizo falta mucho, solo acomodar las sillas y sacar, con ayuda de una carretilla, los cajones de papa perfectamente guardados en una cámara y ordenados por variedades y tamaños. Media hora después se sumó Antonio Hernández.

Francisco González 'Kiko', miembro de Asociación de Cosecheros La Papa Bonita:
 
"Antiguamente era un trabajo que se hacía por la noche, al volver del trabajo."

"Ahora, cuando tienen un hueco. Todos tienen otras ocupaciones y por lo tanto, deben buscar el momento y disfrutan haciéndolo."
Elías Pérez Domínguez, miembro de Asociación de Cosecheros La Papa Bonita:
 
"Hoy nos vamos a meter aquí un par de horas buenas y seguiremos mañana."
Asegura Elías quien, y adelantándose a lo que le espera, se levanta a fumar un cigarrillo y echar un vistazo a la calle.

Previamente las papas se separaron con una calibradora, se lavaron, se dejaron secar y se seleccionaron las que estaban buenas y las que no.

Los grelos se retiran de forma manual, algunos son más fáciles que otros pero cuando son pequeños la tarea resulta más complicada. El tiempo depende de la variedad o de si tiene más de una germinación, en general de tonos blancos y liláceos.

Cuentan varias teorías sobre el grelage: la que sostiene que solo es necesario quitar los brotes grandes; otra que apunta a que si se hace, independientemente del tamaño, la papa sale con más fuerza; y, por el contrario, están los que afirman que ya lo tiene y por lo tanto, no hay que sacarlo.

La de Antonio, basada en su experiencia, confirma que si se retira, la semilla crece más rápido y además, lo hace de forma pareja, mientras que las greladas, salen a destiempo.
 
Sentados en ronda, con la caja de papas en medio, moviendo los dedos rápidamente.

Sentados en ronda, con la caja de papas en medio, moviendo los dedos rápidamente.

Están sentados en ronda, con la caja de papas en medio, moviendo los dedos rápidamente, mirándose de vez en cuando. Bromean, se ríen y hablan, hablan mucho. Sobre todo en esta ocasión, que llevaban tiempo sin verse por culpa de la pandemia, que también obligó a paralizar las ventas de la asociación.

La COVID-19 y todo lo que conlleva, -vacunas, cifras de contagiados y personas conocidas- es, obviamente, centra la conversación.

“Pero también hablamos de quien ha muerto en el pueblo y todo eso”, bromea Kiko. Un tema muy frecuente en los bares, vino, cerveza o café de por medio.

“Es que la asociación nació en un bar”, confirma Anatolio. Siempre se reunían en uno para hablar sobre la polilla guatemalteca (Tecia solanivora), una plaga que, año tras año, afecta a este tradicional cultivo de las islas que está especialmente arraigado en las medianías del núcleo realejero, hasta que un día él propuso constituir una asociación para dejar de tertuliar en los bares y buscar una solución.

Ello la supuesto un antes y un después para las papas antiguas de Canarias. En primer lugar, porque ha puesto en valor esta denominación de origen con iniciativas divulgativas y culturales.

También en cuanto a la comercialización, ya que tienen muchos colaboradores que venden sus cosechas y la asociación actúa como regulador en el proceso, evitando que se venda por debajo del coste de producción.

Pero sobre todas las cosas, sus integrantes se han empeñado en rescatar y mantener 12 de las 29 variedades de un producto considerado como exquisito en la gastronomía canaria y de gran valor patrimonial, cuya primera siembra data de hace cuatro siglos.

El “truco” para mantener un cultivo que tiene 400 años de historia es cambiarlo de altura, es decir, hacer rotación con otros productos de la tierra, como cereales y leguminosas.

Por eso es tan importante mantener los rituales que hasta ahora las han hecho perdurar. “Los viejos son unos auténticos sabios, ellos conocían las papas y sus trucos”, sostiene Kiko, quien igual que Antonio trabaja exclusivamente en la agricultura.

Anatolio y Elías “la han mamado desde chicos”, pero se dedican a tiempo parcial porque comparten otra profesión: son actores de la compañía Medio Almud Teatro.

Su nombre también alude al campo ya que era una antigua unidad de medida para granos. El segundo, además, es empleado de Correos.

Ambos protagonizaron La tragicomedia la papa antigua de canaria, una obra escrita por el dramaturgo, escritor y periodista Cirilo Leal en la que se narran las peripecias con este producto, traído desde América.

Mientras cuentan estos detalles de su vida, apenas levantan la vista de la papa que tienen en su mano. En menos de 20 minutos desgrelaron unos 22 kilos.

Una vez finalizado este proceso, empieza el de partida, que muchos agricultores hacen coincidir con el día de la siembra. Lo importante, concuerdan los cuatro, es usar un cuchillo liso, no sirve que tenga dientes.

Se debe lavar de vez en cuando, entre cortes, y destinarlo solo a las papas, no valen otros alimentos, porque han comprobado que en ese caso la papa se pudre. En cuanto al corte, “se debe hacer coincidiendo los ojos que la papa tiene a ambos lados”, puntualiza Anatolio.

Según la gente mayor, la papa partida da mayor semilla y este aspecto, tras las secuelas que dejó la pandemia en las ventas, es importante.

Al finalizar, las tapan hasta el día de la siembra, que en Icod El Alto empezó ayer, pero eso es otra parte de la fiesta del campo.
Aquantis
Help