Uitgebreide zoek mogelijkheden
  • Nieuws
  • Aardappelketen
  • La crisis de la papa en Perú: pandemia y alza global de fertilizantes amenaza su producción
Potato harvest in Peru
El precio de la papa blanca —la variedad más consumida en Perú— se ha incrementado este año en más del 110% con respecto al 2021, según la Emmsa.

El alza de los precios de la urea y del combustible por la crisis global han incrementado los costos de producción de la papa y han llevado a que los agricultores reduzcan en 7,4% su intención de siembra en la actual campaña agrícola.

Los expertos consultados prevén una menor producción en el país y, en consecuencia, un mayor incremento en los precios finales de uno de los alimentos más consumidos por los peruanos.

Fredy García Medina, agricultor de Yanacancha en la provincia de Chupaca (Junín), vendía el kilo de papa entre S/ 0.50 céntimos a S/1.50, dependiendo de la variedad, entre los años 2018 y 2019. El valor actual es de S/2 y puede alcanzar incluso los S/ 4.

La pandemia de la covid-19, el alza global del precio de los fertilizantes y la crisis climática –que genera un contexto incierto para la producción de este cultivo– han provocado el aumento del costo de este alimento, señala García Medina, también representante de la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro).

A este agricultor dedicado a la siembra de papa blanca y nativa, le da lo mismo vender su producción en sus tierras o llevarla a los mercados mayoristas en los que, aunque gana algunos céntimos más por kilo, debe asumir los costos de traslado hasta Lima o a regiones como Ucayali, Huánuco, Ica y la selva central. Estos costos pueden llegar a sumar entre S/1.000 a S/1.500.

“No tengo suficiente capital para poder invertir más en esta campaña agrícola, es mucho riesgo sembrar papa”, afirma García Medina, quien antes sembraba entre 12 a 15 hectáreas de papa blanca y nativa, pero este año ha decidido que solo producirá en cinco hectáreas.

En la campaña agrícola del 2020-2021 invirtió S/10.000 por hectárea de cultivo de papa, pero para la campaña 2022-2023, que ya inició a fines de julio y se extenderá hasta noviembre, proyecta gastar S/20.000 por hectárea debido al incremento del precio de la urea, principal insumo agroquímico para cultivar la papa. Sembrar papa ya no es una opción rentable, sostiene.

Laureano del Castillo Pinto, director ejecutivo del Centro Peruano de Estudios Sociales (Cepes), refiere que la papa es uno de los productos más dependientes de fertilizantes químicos, en particular de la urea.

A ello se le debe sumar el alza del precio del combustible que usan los vehículos que transportan la papa a los mercados mayoristas y los que se usan en la producción de este tubérculo, como, por ejemplo, los tractores para remover la tierra y sembrar extensas hectáreas de cultivo.

Todos estos factores han repercutido en el precio de la papa blanca —la variedad más consumida— que se ha incrementado en más del 110% este año.

Un kilo pasó de costar S/1,11 en octubre del 2021 a S/2,34 en octubre de este año; mientras que la papa amarilla registra un incremento del 308,7% al pasar de costar S/1,15 a S/4,70, según información de los precios en el Gran Mercado Mayorista de Lima, que administra la Empresa Municipal de Mercados de Lima (Emmsa).

Las razones detrás del incremento

Hace unas tres semanas, el precio del kilo de papa blanca o criolla en los mercados mayoristas La Perla y Dos de Mayo, de Chimbote (Áncash), costaba entre S/1 y S/1,50. Esta semana, ese mismo tubérculo llegó de S/3 a S/3,50.

La papa amarilla pasó de costar S/5 a S/6,50 y hasta S/7. La costa ancashina se abastece de este tubérculo traído de la sierra o de La Libertad y Lima.

El presidente de la Federación de Mercados de la Provincia del Santa, Manuel Valdivieso Chacón, dijo que los mayoristas refieren que el precio se ha incrementado debido a la baja producción y el incremento del costo del flete.

Según la Encuesta Nacional de Intención de Siembra (ENIS) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego para la campaña agrícola 2022-2023 se dejarán de sembrar 26.645 hectáreas de papa en el país, lo que representa un -7,4% de la campaña agrícola 2021-2022.

Manuel Valdivieso Chacón, Presidente de la Federación de Mercados de la Provincia del Santa:

"El transporte también ha subido y el costo de los insumos de fertilización se han incrementado, un saco de abono que antes costaba S/80 ahora cuesta sobre los S/200."
Valdivieso Chacón considera que el panorama es complicado porque el incremento de los fertilizantes, que deriva en menor siembra, no va a variar en los próximos meses. Se espera una menor producción de papa y que esta se venda a un costo alto en los mercados, lo que afectará a la canasta básica familiar, ya que este tubérculo es muy usado en la alimentación diaria.

Por su parte, el ingeniero Juan Cerna Espinoza, director ejecutivo del Servicio para el Desarrollo Integral Rural (Sedir), también afirma que el precio de la papa en los mercados se debe al incremento del costo de los fertilizantes, insumos nitrogenados con alta demanda para la producción del tubérculo.

Juan Cerna Espinoza, director ejecutivo del Servicio para el Desarrollo Integral Rural (Sedir):
 
"El incremento del precio de los fertilizantes se ha dado en más del 300% y ha conllevado que muchos productores no puedan suministrar estos insumos a su cultivo, afectando a la producción. Eso quiere decir que hay menor disponibilidad de producto para el mercado y, por lo tanto, los precios suben."
En la subcuenca del río Loco, que abarca las provincias del Santa y Huaylas, donde un importante grupo de agricultores se han dedicado a la siembra de papa, la situación ha variado. “Los productores están optando por otros cultivos alternativos y más rentables. Esto afecta la disponibilidad para el autoconsumo”, indicó.

El alza del precio de la papa también se registra en Arequipa. Según María Ramos y su esposo, quienes venden papas en el centro de abastos Mi Mercado, ubicado en la plataforma comercial Andrés Avelino Cáceres, los precios de las variedades de papa rosada, única, mariva y yungay sufrieron variaciones diarias entre los S/20 y S/ 40 por costal de 100 kilos en los mercados mayoristas durante la semana pasada.

Esta semana no hubo variaciones porque se registraron más ingresos del producto según los mayoristas, pero el precio de la papa al consumidor se mantiene alto. El kilo de la variedad de papa rosada estuvo entre los S/ 2.40 y S/2.80, además variedades nativas, como la papa amarilla, llegan a S/7.50 por kilo.

También en la región Huánuco, el precio de la papa se ha incrementado en apenas tres meses. La variedad amarilla costaba en el mes de julio S/1,50 y en octubre ha subido a S/5 en el Mercado Modelo de la capital huanuqueña.

Maribel Domínguez Checa, madre de familia, recorre los principales mercados de la ciudad huanuqueña para encontrar el mejor precio. Dice que prefiere comprar directamente a las productoras locales porque el precio es menor.

Por ejemplo, en el mercado Productos de mi Tierra el kilo de papa amarilla cuesta S/3 soles, aunque su stock es limitado y, debido a la demanda, se agota rápidamente.

Efectos en la agricultura familiar

En Piura, el alto precio de los fertilizantes también está afectando a la agricultura familiar que produce papa. Esmeralda Santos Neyra, de 43 años, es madre de tres niños cuyo principal sustento es una hectárea de terreno para siembra en el caserío Ñangali Alto, en Huancabamba, una provincia que hasta hace dos meses abastecía a gran parte del mercado regional.

El año pasado, Esmeralda surtía su terreno con papa y algunos otros cultivos para consumo familiar y venta en su localidad. Este año solo ha cultivado media hectárea de papa, generando grandes pérdidas económicas para su familia.

Otro agricultor huancabambino, Víctor Yajahuanca Huancas, dice que la escasez de papa se debe a una plaga que arrasó con los cultivos en agosto, aunque la razón principal es, al igual que en otras regiones, el alza de precio de los fertilizantes.

Víctor Yajahuanca Huancas, agricultor huancabambino:
 
"La plaga ya se ha controlado, pero el precio del abono sigue aumentando. Antes comprábamos un saco de 50 kilos por S/80, ahora, está de S/200 a S/240."
Su parcela, ubicada en el caserío de Rodeopampa, perdió seis hectáreas y media de cultivos, y ahora solo dispone de una hectárea y media para cultivar papa blanca y amarilla.
 
(Click to enlarge)

Tabla: Precios de 1kg según variedades en 2021 y 2022 (Cortesía: Ojo Público/Ingresos y precios de la papa en el gran Mercado Mayorista de Lima 2021-2022)

Los agricultores necesitan aumentar el precio de la papa para costear el abono. En el mercado, finalmente, la papa blanca se vende al precio final de S/3,50, cuando solía venderse a S/2 antes del alza de precios en los fertilizantes.

La situación se agrava en el caso de la papa amarilla, que solía costar S/3 por kilo y, ahora, se vende a S/7, sobrepasando el doble de su costo original, según María Torres Pisfil, comerciante del Mercado Central de Piura.

Los intentos fallidos de un apoyo que no llega a tiempo

El presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres anunció el pasado 12 de octubre que para este mes se otorgará la buena pro de la compra de urea luego de cuatro intentos de adquisición de este insumo en lo que va del año. Y este jueves 20 ya se supo que la empresa seleccionada será la keniana Prime Charters International.

Al respecto, el representante de Conveagro, Fredy García Medina, dijo que esta entrega será tardía porque la campaña grande terminará en noviembre de este año y el abono ya no servirá de nada.

Otra alternativa implementada por el Gobierno fue la entrega del Fertiabono, que consiste en un apoyo económico para que los pequeños productores que cuentan con hasta 10 hectáreas de cultivo compren los fertilizantes que necesitan. Para acceder a este beneficio, el agricultor debe cumplir ciertos requisitos como estar inscrito en el Padrón de Productores Agrarios.

Según el presidente ejecutivo de Cepes, Laureano del Castillo Pinto, el Fertiabono no cubrirá la demanda de todos los productores al ser considerados solo los inscritos en el padrón y que el dinero entregado no será suficiente para adquirir la cantidad de fertilizantes que se requiere para la producción de la papa.

Laureano del Castillo Pinto, presidente ejecutivo de Cepes:
 
"Si la fertilización no se hace en su momento se reducirán los rendimientos de la cosecha, y si hay menos oferta de papa, los precios van a seguir subiendo."
Más que el alza del precio de la papa y el abandono de los terrenos agrícolas, el impacto del precio de la urea se reflejará en el desempleo, ya que la mano de obra para la siembra y la cosecha será desestimada, indicó el experto.

La falta de siembra provocará la escasez de algunos productos y el alza de sus precios en el mercado.

Laureano del Castillo Pinto:
 
"No olvidemos que la economía de un país es un conjunto de actividades. Si los productores tienen menos ingresos esto implica que consuman menos bienes, pero al dejar de consumir afectan a otros sectores y se vuelve una cadena que perjudica a varios."
La papa es el segundo producto más importante de la agricultura peruana y es el principal fuente de ingreso de más de 710.000 familias en su mayoría de las zonas andinas de las regiones de Puno, Cusco, Ayacucho, Apurímac, Huánuco, Junín, La Libertad y Cajamarca, según el informe de Análisis de Mercado del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego.

Repercusiones del alza

Herlinda Torres León, representante de la Olla Común Villa Alegría de Chilca Alta, en Huancayo, contó que desde julio de este año, el precio de la papa se incrementó de S/1 a S/3 causando la disminución de raciones de alimentos preparados para 46 personas, entre ellas 14 menores de edad.

Herlinda Torres León, representante de la Olla Común Villa Alegría de Chilca Alta:
 
"Desde agosto hemos tenido que reemplazar la papa por verduras y arroz, antes preparábamos un segundito, ahora solo podemos hacer una sopa que no es saludable porque solo contiene fideos."
La madre de familia relató que muchos de los niños que forman parte de la olla común de Villa Alegría presentan síntomas de anemia y que el alza del precio de la papa y otros insumos para preparar los alimentos balanceados agrava esta situación.

Por el momento, las madres que dirigen esta olla común han optado por salir a los mercados para pedir donaciones de productos a los comerciantes, incluso, debido a la falta de raciones, han reducido su cantidad de beneficiarios de 71 a 46.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) la prevalencia de anemia en la población de 6 a 35 meses de edad, durante el 2015 y 2020, disminuyó en 3,5 puntos porcentuales en el Perú, pasando de 43,5% a 40,0%.

Aunque en el 2021 los índices de anemia se redujeron a 38,8%, en el primer semestre del 2022 se incrementaron a 40,9%, precisa la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes).

La presidenta de la Olla Común de Los Claveles, ubicada en la provincia de Huancayo (Junín), Eva Rojas Lázaro, detalló que antes compraba 20 kilos de papa para la semana con un valor de S/12 a S/15 y ahora debe pagar entre S/38 a S/40. Esto ha generado que las raciones de alimentos disminuyan para poder atender a 64 beneficiarios.

Eva Rojas Lázaro, presidenta de la Olla Común de Los Claveles:
 
"Ya no podemos sostener esta alza del costo de vida, antes íbamos al mercado y comprábamos lo que necesitábamos, ahora tenemos que dar muchas vueltas en busca de productos más económicos, incluso buscar la papa de segunda (menor tamaño y calidad) para poder combinar con algo de menestras y atender a los beneficiarios."
Laureano del Castillo explica que el aumento del precio de la papa puede llevar a que se busque reemplazarlo con otros cultivos o productos como el arroz, pero este cereal requiere incluso más urea que la papa, con lo que también subirá de precio. “El panorama para las amas de casa no es nada alentador en los próximos meses”, avizora.
Help