Salamanca, España: ¿Qué hacemos con las patatas?

Cooperativas como Aranpino sí encuentran venta en Madrid, pero agricultores que han decidido almacenar las patatas no saben ahora qué hacer con ellas.

El año acaba pero toda la patata producida este en Salamanca no consigue salir al mercado y eso que tiene fecha de caducidad, más cuando desde la Unión Europea se prohibió el uso de Clorprofam (CIPC), que se utilizaba para evitar que la patata germinara en los almacenes y se estropeara.

Con alternativas más dudosas a este producto, hay un número importante de agricultores salmantinos que tienen la patata almacenada y que ahora mismo no encuentran ofertas de venta, a pesar de la amenaza de que se estropee y de una 'fecha de caducidad' casi asegurada para febrero, porque es difícil que aguanten más.

La mayoría son de variedad 'agria', la más tardía y la que tiene salida directa a restaurantes que ahora están trabajando a medio gas por la pandemia o directamente cerrados.

El poco mercado que hay se mueve en precios entre los 10 y 12 euros el kilo pero lo complicado es el acceso al comprador. Otras variedades no alcanzan los 8 céntimos.

Los agricultores que se encuentran en esta situación en Castilla y León son principalmente salmantinos, porque es esta provincia la que concentra la producción de agria, y son aquellos que disponen de una nave propia para almacenar y más libertad para negociar por su situación económica.

Si el año está siendo malo para ellos, igual que para almacenistas que aún no han logrado dar salida a parte de la producción comprada, no lo está siendo tanto para la cooperativa más grande de patatas de Salamanca, que es Aranpino.

De momento, la salida de patata sigue el ritmo del año pasado, como asegura su gerente, José Blázquez, y Madrid es su tabla de salvación. De hecho, el gerente está convencido de que en febrero ya no le quedarán patatas por vender.

La cooperativa almacena cada año enter 30.000 y 40.000 toneladas de patatas. Tampoco Floyma está teniendo problemas para vender su 'hermes' como patata chip.

En Salamanca este año ha habido menos patata que el pasado, según el avance de producciones de la Junta. Así, esta campaña habrá 201.440 toneladas mientras que en 2018-2019 fueron 226.058.

Otro cambio está en que en esta ocasión hubo más patata de media estación que tardía: 123.950 de la primera por 77.490 de tardía. El año pasado de esta última fueron 149.258.
Help