Uitgebreide zoek mogelijkheden
  • Nieuws
  • Aardappelketen
  • Puno, Peru: INIA incrementará producción de semillas de calidad de papa Imilla Negra
INIA incrementará producción de semillas de calidad de papa Imilla Negra.
Estación Experimental Agraria Ilpa realiza trabajos de aporque en campos semilleros.
El Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) desarrolló trabajos técnicos de control de maleza y aporque en el cultivo de papa, variedad Imilla Negra, en los campos experimentales ubicados en la región Puno.

Esta actividad, dirigida por especialistas de la Estación Experimental Agraria Ilpa, tiene como objetivo incrementar y disponer semillas básicas y pre básicas con alto valor genético, para que los agricultores puedan mejorar la calidad y competitividad de su producción agropecuaria en el mercado.

En esta oportunidad, los trabajos de técnicos se han realizado en campos semilleros que posee el INIA en los anexos Ilpa y Salcedo, donde además se contó con la participación de los agricultores de la zona, quienes fueron capacitados en la aplicación de técnicas para el cuidado del cultivo.

Por su buena capacidad genética, las semillas de papa de Imilla Negra de alta calidad ofrecen al productor un adecuado rendimiento por hectárea, buena resistencia a plagas y enfermedades, mejor adaptabilidad de ciertos tipos de clima, elevados índices de nutrientes, entre otros, destacó el INIA.
 
Papa Negra Imilla, Negra Ojosa

Papa Negra Imilla, Negra Ojosa

Papa Negra Imilla, Negra Ojosa

La Papa Negra Imilla, también conocida como Ojosa Negra (Solanum tuberosum ssp andigena), es un tubérculo de forma redondeada y color violáceo con tonalidades irregulares que tiende al amarillo. Se caracteriza por ojos hundidos, distribuidos sobre todo en la parte superior.

La pulpa es blanca. La variedad crece bien en altitudes altas y muy altas, donde brota con mayor facilidad. Se encuentra principalmente en el norte de Argentina, en la zona de la Puna (Yavi).

Resiste bien las heladas ligeras, pero no es muy cómodo en los llanos de poca altura. El jugo de la patata Imilla (una cucharada diluida en medio vaso de agua) se considera un remedio eficaz para la gastritis.

Los vestigios más antiguos de la selección y cultivo de la patata Imilla datan de hace 4.000 años. En aquella época, el cultivo de tal o cual tipo de patata se transmitía de generación en generación, tanto que las familias muchas veces daban nombre a las variedades que habían desarrollado y cultivado a lo largo de décadas.

Algunas comunidades cultivaron una amplia gama de variedades; otros especializados en la conservación de semillas. De esta manera, las variedades de semillas se han multiplicado de generación en generación y se han perfeccionado durante largos siglos de práctica agrícola.

Sin embargo, muchas de las papas que alguna vez se cultivaron se han perdido: casi la mitad de las 70 variedades inventariadas hace cuarenta años han desaparecido.

Hoy la papa negra Imilla se cultiva exclusivamente para el consumo interno de las familias. El volumen de producción ha ido disminuyendo con la introducción de variedades con vocación más comercial.

La papa Imilla es parte integral de la cultura alimentaria andina y constituye un recurso excepcional que merece ser protegido, tanto por el patrimonio genético que alberga como por su potencial económico.

Si no se toman medidas para conservar esta variedad, el mercado terminará siendo monopolizado por variedades más comerciales y extendidas, y las papas como la Imilla quedarán marginadas, perjudicando aún más la rica biodiversidad del país.
Help