Расширенный поиск
Princesa Amandine Ibérica abastecerá por primera vez a sus socios Franceses.
Francisco Moya (Négonor), Jean Michel Beranger (Princesa Amandine), Miguel García (Zamorano), Mónica Ortega (Germicopa) y Alfonso Sáenz de Cámara (Udapa) durante la visita a los campos de cultivo.
Princesa Amandine Ibérica comenzará a abastecer por primera vez a sus socios franceses con patata nueva en el mes de junio, cuando allí no tienen producción.

Este era uno de los objetivos del proyecto creado hace tres años por parte de las cuatro comercializadoras que componen esta asociación: Ibérica de Patatas de Madrid, Zamorano de Barcelona, Udapa del País Vasco y la portuguesa Campotec.

El anuncio se ha realizado durante una visita al campo de cultivo de Finca Gayca y Messeguer de la mano de Miguel García, de la empresa Zamorano, en el que ya se ha iniciado la recolección de la nueva cosecha.

Durante el encuentro con medios celebrado en Pulpí, Almería, los responsables de la marca: Jean Michel Beranger, director general de Princesa Amandine, Alfonso Sáenz de Cámara, presidente de la asociación Ibérica (de Udapa); y Francisco Moya, presidente del grupo de trabajo Francia-España Princesse Amandine (de Négonor), han dado a conocer los principales datos de evolución del mercado y de la marca.

La producción de la patata Princesa Amandine en España y Portugal, que se inició en 2020 con una superficie de cultivo inicial de 40 hectáreas, se realiza en las provincias de Sevilla, Murcia, Valladolid y Silveira Torres Vedras.

En 2021 la superficie se amplió a 80 hectáreas y la previsión para este 2022 es alcanzar las 120, lo que supone triplicar su cultivado.

Jean Michel Beranger, director general de Princesa Amandine Ibérica:
 
"Hemos triplicado la superficie de producción en dos años y queremos seguir ampliando los terrenos de cultivo añadiendo la zona de Álava en el País Vasco."
Con una mayor superficie de producción, el objetivo de la asociación es alcanzar un volumen de patatas comercializado de 5.000 toneladas para finales de 2022.

La progresión en la comercialización también ha sido constante al pasar de 1.500 toneladas en 2020 a 5.000, más que triplicando la cifra de hace dos años.

Expansión en la distribución

Actualmente Princesa Amandine se encuentra en plena fase de desarrollo en el mercado ibérico tras dos años y medio comercializando su patata.

A nivel de distribución, el objetivo de la asociación es buscar una mayor penetración dentro de sus actuales clientes.

Es decir que Princesa Amandine esté disponible en todos los tipos de tiendas y establecimientos de sus actuales distribuidores, sean de proximidad o de conveniencia. Además de ampliar su presencia en enseñas locales y regionales.

Las patatas de esta variedad se encuentra actualmente en las principales cadenas de distribución nacionales como Alcampo, Ahorramás, Eroski, Carrefour, El Corte Inglés, DIA, Lidl.

También está disponible en otros establecimientos de carácter regional como Consum (en Cataluña), Lupa (en Cantabria, Castilla y León y La Rioja) e Hiper Usera.

A destacar que, aunque sus responsables en Iberia descartan que su objetivo pase por realizar marca propia para la distribución, algo que sí hacen sus socios del mercado francés, recientemente han llegado a un acuerdo de co-branding para estar en los establecimientos de DIA.

Una colaboración para personalizar la marca que próximamente se concretará en más cadenas.

En Portugal está presente en cadenas como Continente, Auchan, Intermerché y Pingo Doce. Mientras, en Francia se puede adquirir en los centros de los principales retailers del país: Auchan, E.Leclerc, Lidl, Intermarché, Cora, Carrefour, Monoprix, Match, Géant Casino, Chronodrive, Franprix, entre otros.

Adaptación de la marca al mercado ibérico

En estos años de andadura el proyecto ha realizado un importante esfuerzo en adaptar la imagen de la marca al mercado ibérico.

Francisco Moya, presidente del grupo de trabajo Francia-España Princesse Amandine, ha destacado la satisfacción y "sorpresa" por la evolución conseguida en tan poco tiempo por los socios españoles; así como la "revolución" que supone que se comercialice la producción española en el mercado francés.

En España tradicionalmente se ha considerado a la patata como un commodity. Algunas empresas, al igual que se hace en los países centroeuropeos, están dando pasos para revalorizar e impulsar su marca.

Princesa Amandine Ibérica ha adaptado la imagen al mercado ibérico a partir de la experiencia de Pom’Alliance, que cede la marca que cuenta detrás con 14 años de desarrollo en su país, donde la asociación está formada por 10 empresas.

En Francia el consumo de patata se sitúa en los 26 Kilos anuales per cápita y el 35% corresponden a la variedad Princesse Amandine; además el 80% del producto se vende a través de la gran distribución.

En España, mientras, el consumo de patata es menor, 23 Kilos anuales por persona, y el segmento está por definir.

Actualmente la patata en el mercado español se puede adquirir en tres formatos diferentes: la bolsa clásica de 1,5 kg con patatas de calibre 46-65 mm, el formato para microondas, Princesa Amandine Micro de 400Gr., de menor calibre (35-45 mm) y en envase de celulosa compostable 100% libre de plásticos y, por último, en el nuevo formato caja a granel de 6 kg para centros tipo cash and carry.

El objetivo es implantar en todos sus formatos los llamados monomateriales, reciclables al 100% en el contenedor amarillo.

Disponible en exclusiva por la asociación todo el año

La variedad Princesa Amandine fue creada por Germicopa, líder francés de variedades de patatas, en los años 80 en Châteauneuf du Faou mediante el cruce de las patatas Charlotte y Marianna.

Es el fruto de 10 años de investigación, respetuosa de los ciclos de la naturaleza, seleccionando variedades de acuerdo con criterios agronómicos, comerciales y de sabor.

Se trata de la única marca que propone al consumidor la misma variedad durante los 12 meses del año. Disponible en exclusiva para la asociación, Alfonso Sáenz de Cámara, presidente de Princesa Amandine Ibérica, ha destacado la importancia de poder llevar adelante un proyecto de cooperación entre empresas competidoras; lo que ha definido como "co-competencia".

Inscrita en el catálogo de especies y variedades en 1994, Princesa Amandine se distinguió desde sus inicios por sus numerosas cualidades organolépticas que la convierten en una patata diferente a las demás. Es de piel fina, carne firme, textura suave y con ligero sabor a mantequilla fresca o castañas.

De Cámara también ha resaltado las excelentencias del producto: resistencia a la cocción "que cumple casi todos los requisitos culinarios: vapor, agua, doradas, salteadas, en puré y al horno". Hervida, su valor calórico es ligero: 80 kcal por 100 gr.

Las patatas se lavan y miden antes de envasarse y únicamente las mejores Amandine se convierten en Princesas para garantizar su calidad durante todo el año.

En el marco contractual de Princesa Amandine, un cuaderno de especificaciones de producto precisas, de protocolos certificados y controles regulares, permiten asegurar la calidad del producto hasta su comercialización mediante la trazabilidad de los lotes.

Procedente de plantas certificadas, la cultura de esta patata cumple con un cuaderno de especificaciones más estricto aún que la norma común Afnor NF V25 111.

En el seno de la asociación Princesa Amandine, productores, recolectores, envasadores y distribuidores trabajan para ofrecer al mercado una patata con todas las cualidades culinarias y gustativas que el consumidor busca.

Cada parcela de Princesa Amandine recibe un número de lote que la acompaña hasta su puesta en el lineal. Conserva además su ficha de identidad hasta su adquisición por el consumidor: nombre del productor, parcela de origen y calibre.

Cuando llega la etapa de la recolección, los productores permanecen muy atentos para evitar el menor golpe. Después, es colocada al fresco para conservar todas sus cualidades nutricionales hasta su envasado.

El modelo de negocio de Princesa Amandine está presente también en Escandinavia y próximamente aterrizará en Alemania.
Help