Búsqueda Avanzada
NYC Restaurant Sets Guinness World Record for 'Most Expensive French Fries'
'Creme de la Creme Pommes Frites' cuestan USD 200, batiendo un récord mundial Guinness por ser las 'papas fritas más caras del mundo'.
 
Si te encantan las papas fritas y tienes un poco de cambio de sobra, o mejor dicho cientos de dólares para gastar, un restaurante icónico en la Ciudad de Nueva York tiene justo lo que necesitas.

Serendipity3, el emblemático restaurante del Upper East Side, consiguió un récord mundial Guinness por tener las 'papas fritas más caras del mundo', ¡justo a tiempo para celebrar el martes el Día Nacional de las Papas Fritas!

El director creativo y chef de Serendipity3, Joe Calderone, y el chef ejecutivo corporativo Frederick Schoen-Kiewert, son los creadores de la 'Creme de la Creme Pommes Frites', ¡unas papas fritas que te costarán USD 200!
 

El chef Frederick Schoen-Kiewert, chef ejecutivo corporativo de Serendipity3, y el chef Joe Calderone, director creativo de Serendipity3, con el récord mundial Guinness 'Creme de la Creme Pommes Frites'

Estas exclusivas patatas fritas están hechas con patatas escaldadas en champán Dom Perignon y vinagre de champán francés Ardenne J. LeBlanc. Luego, las papas fritas se cocinan tres veces con grasa de ganso pura obtenido de gansos criados en el suroeste de Francia.

El proceso para crear estas papas fritas elevadas no para con solo champan exclusivo y gansos extranjeros. Al contrario, luego, las papas fritas se sazonan con sal de trufa de Guerande, que se cosecha a mano en Guerande, Francia, y despues se arrojan en aceite de trufa de verano de Urbani.

Las papas fritas están cubiertas con el queso Crete Senesi Pecorino Tartufello afeitado hecho de leche de ovejas que pastan en las colinas ricas en arcilla de Crete Senesi y luego se agregan trufas negras forrajeadas de los valles y bosques en Volterra y Miniato, Italia. Las papas fritas también están cubiertas con trufas negras de verano de Umbría, Italia.

Las 'Creme de la Creme Pommes Frites' se sirven con un acompañamiento de salsa Mornay elaborada con crema de Ubre, mantequilla de trufa negra, raclete suizo Trufado Gruyere.

La presentación también es todo un espectáculo, ya que las papas fritas vienen en un plato y un tazón de cristal, ¡y están rociadas con polvo de oro comestible de 23 quilates!
Help