Búsqueda Avanzada
En los últimos días, el valor de la papá empezó a disminuir en Colombia.
En los últimos días, el valor de la papá empezó a disminuir en Colombia. (Cortesía: Ministerio de Agricultura de Colombia)
De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia (Dane), en el primer trimestre del 2022 la categoría de alimentos y bebidas no alcohólicas incrementó en un 10,22 % por cuenta de la inflación.

Algunos productos esenciales en la canasta de los colombianos, como la papa, subieron de precio hasta en un 54,68 %, por lo que millones de hogares se vieron en la necesidad de reducir su capacidad de consumo.

La firma Raddar, especializada en análisis de consumo, reveló que en marzo pasado el 75 % de los ciudadanos percibieron que habían podido comprar menos productos que el mes anterior.

En ese sentido, la compañía señaló que las familias tuvieron que “sacrificar” sus gastos de otras canastar para poder adquirir los bienes de primera necesidad.

Sin embargo, en la primera semana de mayo los comerciales de las centrales de abastos en Bogotá han confirmado que el precio de la papa superior, proveniente de los municipios de Cundinamarca, empezó a bajar en el país.

Según le explicó Freddy García, un comerciante de Corabastos, a Noticias Caracol, un bulto (50 KG), que antes tenía un valor de COP 160.000 (USD 40,42), ahora se puede conseguir por COP 100.000 (USD 25.27) o COP 90.000 (USD 22,74). Esto evidencia una disminución del 37 %.

Otras variantes, como la papa sabanera, también bajaron su valor. Una arroba, algunas semanas atrás, se podía comprar por COP 50.000 (USD 12.63), y en este momento su costo ronda los COP 45.000 (USD 11,37).

Mismo caso ocurre con la papa criolla. Meses atrás se pagaban COP 200.000 (USD 50,53) por medio bulto (25 kilos), sin embargo, ya se puede encontrar por un valor entre COP 70.000 (USD 17,69) y COP 100.000 (USD 25,27), lo que habla de una reducción de más del 50 %.

¿Por qué bajó el precio de la papa?

Comerciantes, agricultores y administradores de las centrales de abasos en Bogotá coinciden en que la producción aumentó en los últimos días, por lo que cada vez llegan más camiones a los puntos comerciales.

Diariamente están ingresando a Corabastos cerca de 125 vehículos cargados con 970 toneladas de papa, aproximadamente, según indicó Luis Hernando Ríos, vocero de esta central de alimentos, a Caracol Radio.

Con la producción actual, se calcula que en las tiendas de barrio se pueda adquirir dicho alimento por COP 1.600 (USD 0,40) y COP 1.800 (USD 0,45) la libra. Anteriormente el valor en los establecimientos comerciales podía ascender hasta los COP 2.400 (USD 0,61).

Pedro Triviño, coordinador de precios de Corabastos:
 
"Ha habido una recuperación en los cultivos y esto a hecho que hayan ingresado más volúmenes, más camiones con el producto."
La temporada de lluvias ha sido una de las principales causas para que el costo de la papa disminuya, puesto que, en justas proporciones, mejoran la producción.

Y precisamente, por cuenta de la abundante cosecha que se avecina, es probable que el precio de dicho alimento no suba en los próximos meses.

Ese fue el cálculo que hizo Efraín Vera, un productor y distribuidor de papa en Santander, en declaraciones a la revista Semana.

Sin embargo, este también dejó en claro que el valor de los insumos para la producción de papa sigue muy elevado. Debido al alza del dólar en el útlimo año y la escasez del transporte marítimo, los suministros incrementaron hasta en un 130 %.

El panorama es alentador para otra clase de alimentos que también registaron disminuciones considerables: la arveja, remolacha, pepino común, yuca, plátano, arracacha y limón son algunos casos.

Este último producto, por ejemplo, llegó a valer COP 350.000 (USD 88,43) por bulto, y ahora está en COP 225.000 (56,85) tras la recuperación de su oferta.

Arma de doble filo

Aunque esta noticia beneficia a los consumidores, que verán un alivio en los altos precios que se venían pagando y que imponían una fuerte presión en sus bolsillos, sumada a la galopante inflación que aqueja al país, también puede ser un arma de doble filo para campesinos y productores.

Por un lado, la mayor oferta genera más ventas. Sin embargo, el precio podría bajar a valores que no alcancen siquiera a costear la producción, como sucedió a comienzos de la emergencia sanitaria.

Germán Palacio, El presidente de Fedepapa:
 
"Esperamos que los precios no lleguen tan bajos como para que los productores no puedan recuperar sus costos de producción, pues los precios que se pagaron en los primeros cinco meses ayudaron a que muchos capitales golondrina se dedicaran al cultivo, viendo unas oportunidades de negocio grandes."
Por eso los productores estarán atentos al desarrollo del mercado.

Germán Palacio:
 
"Entonces lo que buscamos es que no se vaya a deteriorar tanto el precio pagado al productor, porque sería desastroso."

"Estos últimos dos años fueron muy difíciles, tuvimos cinco meses de tranquilidad, pero realmente también nos siguen preocupando los altos costos de los insumos agropecuarios."
Son justamente estos insumos los que han elevado el costo del alimento, pues los cultivos tuvieron un incremento de $13 millones por hectárea producida.

Germán Palacio:
 
"Lo que ha encarecido más o menos en 48% a 50% los costos de producción, pasando de COP 22 millones (USD 5558,41) por hectárea a cerca de COP 35 millones (USD 8842,93) los costos de producción en este momento, son los altos costos de los insumos agropecuarios."
Medidas

A pesar de que el Gobierno ha tomado medidas para controlar la inflación y apoyar a los campesinos con el costo de los insumos, estos no han sido muy efectivos en este sector, señala Palacio.

Germán Palacio:
 
"Las medidas que adoptó el Gobierno, como todo el mundo sabe, fueron las de quitar los aranceles y los impuestos que pagaban algunos insumos agropecuarios, pero realmente nosotros en el sector no sentimos una reducción interesante para los costos de producción agropecuarios."

"De resto, no hubo ninguna otra ayuda a la economía. La papa se maneja por libre mercado, libre oferta y demanda, y por eso los precios estuvieron sustancialmente altos en estos últimos meses; como recordará, la cosecha que sale los primeros meses es la del sur del país y esa fue la zona más golpeada por los bloqueos, los paros del semestre anterior, por eso hubo una reducción en la oferta y por eso los precios estuvieron sustancialmente altos."
TAG Industrial of Marcus & Millichap
Help