高级搜索
    Proyecto para mejorar la capacidad de resistencia de la agricultura al cambio climático con la ayuda de genes silvestres

    Coleccionistas de plantas y mejoradores genéticos de diversas nacionalidades se han unido para recolectar, proteger y preparar los parientes silvestres de los cultivos alimentarios más importantes en el mundo de tal forma que puedan utilizarse en el desarrollo de nuevas variedades resistentes al cambio climático.

    El proyecto, gestionado conjuntamente por el Global Crop Diversity Trust y el Kew’s Millennium Seed Bank con el apoyo del Gobierno de Noruega, se llama Adaptación de la agricultura al cambio climático y se centra en 29 cultivos, incluyendo aquellos de importancia mundial, como el trigo, el arroz y la papa, así como cultivos de interés regional en países en desarrollo, como el mijo, la batata, el fríjol y el sorgo.

    Los científicos que adelantan el proyecto acaban de publicar un documento en dónde destacan la trascendencia del trabajo para la seguridad alimentaria y esbozan las principales etapas que conducirán a la creación de estas nuevas variedades.

    El cambio climático está reconocido como una de las mayores amenazas para la seguridad alimentaria en el siglo 21. Durante varias décadas se han cruzado materiales en forma selectiva y se ha mejorado en gran medida el rendimiento de los principales cultivos; sin embargo, también fue afectada su diversidad genética y hoy estos cultivos son vulnerables a presiones tales como el aumento de la temperatura , la sequía y las enfermedades.

    Una forma de reintroducir la diversidad genética y la capacidad de recuperación es incluir parientes silvestres en los programas de mejoramiento de tal forma que los rasgos útiles que contengan (por ejemplo, mayor rendimiento, resistencia a enfermedades, tolerancia a la sequía) se puedan trasmitir a nuestros cultivos.

    Las principales etapas del proyecto son:

    • identificar los parientes silvestres que faltan en las colecciones de los bancos de germoplasma (son los que más probabilidades tienen de contener la diversidad necesaria para que la agricultura se adapte al cambio climático y además figuran cómo los que están en mayor peligro)
    • recuperarlos de la naturaleza y conservarlos en bancos de germoplasma
    • evaluarlos junto con los otros materiales de las colecciones con el fin de detectar rasgos útiles, y prepararlos para su uso en la mejora de cultivos
    • hacer que esos productos y la información derivada esté a disposición de la comunidad científica

    La primera etapa del proyecto ya se ha completado y la segunda está en proceso. Pronto tendremos una colección más completa de parientes silvestres almacenada en bancos de germoplasma así como programas de mejoramiento más activos para el desarrollo de nuevas variedades adaptadas.

    Lea el documento completo titulado Adapting Agriculture to Climate Change: A Global Initiative to Collect, Conserve, and Use Crop Wild Relatives

    Este texto es una traducción de la nota titulada Project set to improve the resilience of agriculture under climate change with the help of wild genes – new paper released que fue publicada el 20 de febrero de 2014 en el blog del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

    Help