El cuidado de la patata, reto de la mecanización

La recolección mecanizada de la patata muestra una constante evolución tecnológica.

La elevada demanda mundial de patata obliga a mantener unos niveles de producción que sólo son alcanzables de forma mecanizada.

Sus volúmenes están lejos de los que arrojan los cereales más representativos, como el arroz, el trigo o el maíz y, quizá por ello, curiosamente los grandes grupos del sector de la maquinaria agrícola no han prestado atención hasta ahora, en beneficio de fabricantes, de tamaño medio y pequeño, que con el paso del tiempo han mejorado su especialización y las técnicas utilizadas. Probablemente por esta circunstancia, no existe una técnica unificada, ni para su cultivo, ni para la cosecha.

En el mercado se pueden encontrar muy diferentes alternativas en el proceso de recolección. Desde soluciones muy sencillas como la azada o los arados 'patateros' hasta cosechadoras arrastradas o autopropulsadas que pueden trabajar en varias filas y completar todo el proceso, incluyendo la limpieza y la colocación exacta.

La elección va en función de la superficie cultivada, el tiempo disponible, el tipo de terreno, la mano de obra y el destino del producto.

Sea cual sea la elección, evitar daños y mantener la patata con la máxima calidad es una prioridad, teniendo en cuenta su resistencia mecánica, que varía en función de la temperatura, del estado de madurez, del grado de humedad y, por supuesto, de la variedad.

Un aspecto a considerar es el riesgo de daño al tubérculo en las cadenas de tamizado y órganos de separación, especialmente en variedades para consumo en fresco.
 

(Click to enlarge)

Evolución de los registros de cosechadoras de patatas en España (2012-2020)

La maquinaria de recolección se mueve generalmente en caballones, tras la acción de las plantadoras. La insuficiente mano de obra y los costes crecientes que lleva consigo ha provocado el auge de equipos con un grado de tecnificación cada vez mayor y la mecanización completa del proceso, que necesitan muy pocos operarios, aunque su labor se complementa con la de operadores auxiliares sobre una mesa de selección.

El arranque generalmente se realiza con una reja con borde de ataque curvado, auxiliada por dos cuchillas circulares laterales, que ayudan a cortar las raíces, y un rodillo de apoyo ('diábolo') superior lo que obliga a que todo el caballón entre en la máquina.

La limpieza comienza en un transportador de cadenas con varillas transversales inclinado con respecto a la horizontal, que recibe el material de la reja arrancadora; el ángulo de inclinación y las sacudidas que se producen en el transportador hace que las patatas se separen de la tierra; enlazando transportadores sucesivos se puede conseguir la separación de piedras y terrones. También se pueden separar los tallos y raíces que acompañan a los tubérculos.

El proceso de limpieza se completa, en las máquinas más complejas, utilizando tamices de caucho con resaltes, cepillos de nylon y separadores por tamaño, lo que va unido a una mesa de separación manual complementaria, o sistemas electrónicos de separación por imagen.

Para el almacenamiento de la patata se utilizan tolvas o sistemas de ensacado. También hay máquinas grandes diseñadas para descargar sobre un remolque que se desplaza en paralelo.

En España, el tipo de cosechadora que domina el escenario es la arrastrada, aunque en otros países con volúmenes de producción muy elevados los modelos autopropulsados se han hecho un espacio propio con varías líneas de trabajo.

Grimme, una marca de prestigio

Grimme es uno de los nombres con mayor prestigio en el mundo del cultivo de la patata. En lo referido a la técnica de recolección, una de sus últimas novedades es la EVO 280 de tolva arrastrada de dos hileras y una capacidad de 8 toneladas.

La EVO 280 ofrece un tercer separador ClodSep para la mejor separación en suelos con muchos terrones o EasySep para suelos ligeros con una baja proporción de desperdicios.

Para la recogida precisa del producto de cosecha, se emplea la nueva regulación de la presión sobre los caballones TerraTronic con ajuste de la profundidad de arranque integrado. Con la nueva tecnología, la presión sobre el caballón deseada y la profundidad de arranque se pueden ajustar de forma sencilla y precisa y, a continuación, mantenerla constante de forma completamente automática.

Además, mediante la función opcional Speedtronic, puede equiparse con una regulación completamente automática de todas las cintas de criba y unidades separadoras. Destacan también los tres separadores de grandes dimensiones que permiten altos rendimientos de superficie combinado con una alta protección del producto. Por primera vez, se pueden ajustar los ángulos de los rodillos rascadores del primer y segundo separador hidráulicamente desde el terminal.

Para la cosecha de diferentes cultivos se dispone de varias unidades de arranque. El eje telescópico asegura un transporte seguro por carretera con una anchura de 3 metros, y por otro lado, garantiza una máxima estabilidad de conducción en el campo, ya que el eje puede extenderse 500 mm.
 

El modelo SE 260 dispone de numerosos opcionales, como la búsqueda automática del centro de caballón, alivio automático de los caballones o sacudidor oscilante de ajuste continuo.

Otro modelo que de momento goza de mayor aceptación en el mercado español es el SE 260, una cosechadora de tolva de 2 hileras, arranque lateral y tolva con capacidad de 6 toneladas.

Dispone de plataforma de clasificación ergonómica y terminal de mando GBT 817 en la mesa de clasificación. El primer separador con rodillo rascador para el trabajo efectiva con hojarasca residual y terrones pequeños, mientras que el segundo separador (UB) es ideal para zonas con muchos terrones o (NB) para suelos ligeros con bajo contenido de desperdicios.

El catálogo de este fabricante incluye también el modelo EVO 290, que cuenta con las mismas opciones que la EVO 280, pero con un separador menos. Tolva de 9 toneladas, tracción hidraulica en las ruedas y posibilidad de equipameintio con sistema de separación AIRSEP.

Los productos Grimme están disponibles a través de su distribuidor Maquinaria Future, S.L., de Babilafuente (Salamanca). (maquinaria.future@hotmail.com Telf.: 923 360980 y 649 456878).
 

La EVO 290 cuenta con el Mecanismo de traslación TriSys, formado por 3 ruedas (serie) hasta un 65% más de superficie de contacto en comparación con las cosechadoras estándar convencionales.

ROPA, uno de los referentes

ROPA es una empresa familiar alemana especializada en la fabricación de maquinaria para la cosecha, limpieza y descarga de remolacha y patatas, con fuerte implantación en todo el mundo.

Uno de los modelos disponibles en el mercado nacional, a través de su nuevo importador, JJ Borch (sales@jjbroch.com Telf: 918711433) es la nueva cosechadora de patatas de 2 filas modelos Keiler II Classic. La diferencia principal son las unidades de separación, en el Keiler 2 Classic, hay dos cintas de erizo.

El Keiler 2 Classic también se puede equipar opcionalmente con una rueda motriz y una tolva de descarga directa. En el Keiler 2 Classic, el volumen de la tolva de descarga directa se puede aumentar a 6 t.

En el puesto de selección con inclinación llana y máximas dimensiones con una óptima vía de desechos hay suficiente sitio para hasta 8 personas. Con la plataforma extensible, la máquina ofrece suficiente comodidad para el personal de selección, junto a la vía de desechos. En combinación con las plataformas regulables en la altura, cada puesto de trabajo puede ser regulado de forma individual y ergonómica.

El apreciado cuidado de la patata de las cosechadoras de 1 fila Keiler I de Ropa se mantiene en la nueva gama de 2 filas. El accionamiento completamente hidráulico de serie de todas las cintas y separadores permite regular la máquina para cualquier condición de cosecha reduciendo el ruido y el número de impactos que reciben las patatas. Su diseño facilita el acceso para las labores de mantenimiento y reemplazo de piezas.

El modelo Keiler 1 tiene tracción de 1 hilera con tolva de 6 t.

Las cosechadoras ROPA se entregan con un equipamiento de serie que incluye centrado automático de cabezal, control automático de presión sobre el surco, accionamiento 100% hidráulico, separador de 4 filas de dedos, cintas de erizos independientes, preinstalación para conexión ISOBUS, Load Sensing, control de presión de circuito de aceite, inversión de giro de cintas, eje telescópico (Keiler II).

Además, ofrece una amplia selección de equipamiento opcional: transmisión hidráulica de eje (Keiler II), cabezal de cosecha para cebolla, cámaras de vídeo, toldo de protección, etc.

Help