La comarca inicia de manera desigual la recogida, que los más optimistas cifran en 120 millones de kilos

La comarca inicia de manera desigual la recogida, que los más optimistas cifran en 120 millones de kilos

Los productores de patata de A Limia se van incorporando de manera contenida a la campaña de recogida de 2020.

Las lluvias registradas a lo largo de la pasada semana impidieron el inicio de la recolecta en las fincas de mayor tamaño -sí se empezaron a arrancar las primeras unidades en predios pequeños y de autoconsumo- y las previstas para finales de la presente han motivado que muchos 'pataqueiros' no hayan puesto en marcha todavía sus tractores y aperos de labranza.

No obstante y pese a que A Limia todavía no está inmersa al 100 por 100 en la campaña, productores como Javier Losada, ayudado por familiares y tres personas asalariadas, se afana desde hace algunos días en la cosecha del tubérculo que plantó a lo largo y ancho de 34 hectáreas de terreno. Losada, productor de Xinzo -cultiva variedad Alcander, de industria-, espera recoger en torno al millón y medio de kilos de patata esta campaña.

Javier Losada, productor de patata de A Limia:

“Pensamos que será más o menos igual que el año pasado, quizás un poco más, pero poco.”

Óscar Joga y Javier Losada, productores de patata de A Limia y Francisco Paz, almacenista (de izquierda a derecha)


Óscar Joga, productor de patata de A Limia:

“El cambio brusco de temperatura afectó a la doble tuberización. hay rebrotes este año.”

Javier Losada:

“La lluvia que ha sido hasta ahora ha sido buena para la piel de la papa, el problema es si no para de llover.”

Francisco Paz, almacenista de A Limia:

“El calibre es más pequeño, pero la calidad de la patata de este año es muy buena.”

La tónica general -y lo que se espera en A Limia- es una ligera merma en la cosecha, debido, principalmente, al calor extremo registrado este pasado verano y que, tal y como presagiaron expertos en el sector como Servando Álvarez -responsable del Centro Centro Agrícola Xinzo, podría haber influido en los rebrotes y en el desarrollo de patatas de calibre inferior al deseado.

Servando Álvarez, responsable del Centro Centro Agrícola Xinzo:

“También lo pensamos, por el calor del verano, pero sin embargo la papa que hemos regogido hasta ahora está muy buena. La cosecha es buena, no vemos problemas hasta ahora.”

“Estaremos otros 20 días, mínimo. Lo que pasa es que el jueves anuncian lluvias y nos van a molestar. Sin embargo, se necesitaba el agua que ha llegado hasta ahora. La patata sale con la piel bien hecha.”

“Ya hemos cosechado unas 350 toneladas desde el pasado viernes.”

Otro de los productores que ya inició los trabajos de recogida de tubérculo en seis hectáreas de terreno fue Óscar Joga, natural de Paredes.

Óscar Joga:

“En mi caso empecé la cosecha el pasado sábado. Hoy -por ayer- comencé a vaciar en el almacén.”

“Creo que la cosecha va a ser menor que el año pasado. El verano fue muy cálido y el cambio brusco de temperatura del final pudo afectar en que las patatas hiciesen doble tuberización. Es lo que se conoce como rebrote. Las patatas están creciendo y, por un cambio de temperatura u otros factores externos, dejan de crecer y echan una patata nueva pequeña.”

Cuenta el joven productor cuya previsión estimada ronda las 300 toneladas y, quien sí ensalzó la buena calidad de la patata de este 2020.

Óscar Joga:

“Las estamos probando en casa y almacenes y la calidad es estupenda.”

Almacenes, en pleno trabajo

Los ocho trabajadores de Patatas Paz, uno de los almacenes más grandes de A Limia -tiene contrato con un centenar de agricultores de la contorna- no cesaban ayer en las tareas de recepción y almacenaje de las primeras unidades de la temporada.

Francisco Paz, responsable del almacén:

“El lunes de la pasada semana abrimos. Estamos en plena campaña, de hecho, el pasado sábado también trabajamos para facilitarles las cosas a los agricultores debido a que amenaza lluvia.”

“El pasado sábado recepcionamos unas 400 toneladas de patata. El calibre es un poco más pequeño, pero la calidad es muy buena", añade el almacenista, quien se aventuró a dar un dato: 120 millones de kilos para este 2020 en la comarca.”
Help