Nueve concellos se liberan del veto al cultivo de patata

Tendrán permiso para volver a plantar en Ares, Mugardos, Cabanas, Fene, Ferrol, A Capela y As Pontes, Ourol y Abadín

La Xunta y el Ministerio de Agricultura acordaron ayer levantar la prohibición de plantar patata en nueve ayuntamientos de las provincias de A Coruña y Lugo afectados por la polilla guatemalteca.

Con esta ratificación, el DOG publicará en los próximos días una resolución para hacer efectivo el levantamiento de la prohibición en los municipios lucenses de Ourol y Abadín, así como en los coruñeses de Ares, Mugardos, Cabanas, Fene, Ferrol, A Capela y As Pontes.

Esta medida ya había sido evaluada y propuesta en la última reunión de la comisión de seguimiento de la polilla guatemalteca, que tuvo lugar el pasado 11 de diciembre en Santiago.

En aquel encuentro se constató una evolución 'muy positiva' en la reducción de capturas en todos los municipios de la zona afectada y que en nueve de ellos no se había registrado ninguna en los últimos dos años, por lo que se permite levantar las restricciones. Estos ayuntamientos pasarán así de ser zona infectada a zona tapón.

Con esta decisión, se permitirá plantar patata, aunque se hará un seguimiento exhaustivo de las plantaciones por parte de la Consellería do Medio Rural y se mantendrán las demás medidas de control y vigilancia previstas en la legislación, con el objetivo de controlar la expansión de la plaga de la patata.

La primera vez que se detectó la también llamada couza de la patata de Galicia fue en 2015 en los ayuntamientos de Neda, Ferrol y Narón. Progresivamente, la plaga fue extendiéndose hasta afectar a una treintena de concellos, principalmente de Ferrolterra y A Mariña y sobre todo en plantaciones para el autoconsumo.

Uno de los últimos ayuntamientos a los que llegó fue, en 2018, el de Muxía. A finales de 2019 saltó incluso la alarma en tres parroquias del área de Bergantiños -una de las grandes zonas de producción junto a A Limia-, donde inmediatamente se activó el veto a la producción.

A pesar de ello, se espera que a lo largo de este año la prohibición se anule progresivamente en los 24 concellos en los que aún sigue vigente, que son los de Narón, Neda, Valdoviño, San Sadurniño, Ortigueira, Mañón, Vicedo, Viveiro, Xove, Cervo, Burela, Foz, Barreiros, Ribadeo, Trabada, Lourenzá, Mondoñedo, Alfoz, O Valadouro, A Pastoriza, Riotorto, A Pontenova, Cariño y Muxía.

Una de las hipótesis que se baraja es que la plaga pudo llegar a la Península desde Canarias.

Especial vigilancia

••• Junto a los ayuntamientos donde la plantación está prohibida existen otros colindantes sometidos a a una especial vigilancia. Son los de Muras, Xermade, Cospeito, Vilalba, Castro de Rei, Pol, Meira, Fonsagrada, Ribeira de Piquín, Moeche, As Somozas, Cerdido, Cedeira, zonas de Camariñas, Corcubión, Carnota, Dumbría, Fisterra, Vimianzo, Monfero, Pontedeume, Vilarmaior, Miño y Cee.
Help