Food Innovation Online Corp

You are here

Serán obligatorias las Buenas Prácticas Agrícolas

Serán obligatorias las Buenas Prácticas Agrícolas
September 6, 2018

Ya no es una novedad que las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) serán incorporadas al Código Alimentario Argentino (CAA) y su cumplimiento será obligatorio para productores de frutas y hortalizas.

Revista InterNos se comunicó con Mónica Ruiz, del Departamento de Gestión Ambiental del Senasa, para conocer qué perspectivas tiene el organismo sanitario respecto al cumplimiento de la normativa cuya obligatoriedad será exigida en dos años para las frutas y tres para las verduras.

“Desde Senasa trabajamos con los productores en difusión y sensibilización. Todas las etapas, desde siembra a la cosecha, deben hacerse bajo las Buenas Prácticas Agrícolas”, explica Ruiz. “Buscamos que se logre un producto totalmente inocuo, cuidando la salud del productor, la sostenibilidad ambiental y la calidad de los alimentos”.

Ruiz asegura que la adaptación a la normativa no será difícil para los productores frutícolas. “En el caso de las frutas, como muchos son exportadores, no van a tener grandes dificultades. El que exporta ya tiene que cumplir con muchos requisitos”, explica.

En horticultura, sin embargo, el panorama cambia. Existen muchos productores informados y capacitados, pero no esto no es regla general. “Dentro de los productores de hortalizas hay grandes diferencias. Algunos trabajan muy bien y otros tienen van a tener que hacer ajustes para cumplir esos requisitos”, dice Ruiz.

Cuando visita las quintas, en no pocas oportunidades Senasa advierte algunas “malas prácticas” como el incorrecto almacenamiento de los envases de productos fitosanitarios, la falta de análisis de agua para riego o la cría de animales en el predio donde se produce verdura. “Existe una diversidad de problemas, pero no en todas las explotaciones”, aclara la funcionaria.

Desde la siembra a la cosecha

Cumplimentar con las Buenas Prácticas es asegurar un proceso productivo que garantice a los consumidores alimentos sanos, seguros e inocuos. Así, entre otras cosas, un horticultor debe dar cuenta de un correcto manejo del agua, los fertilizantes y los productos fitosanitarios; también debe identificar su producto correctamente y demostrar su trazabilidad.

Pero las BPA también sirven para cuidar la salud de los productores, y más precisamente de los aplicadores de agroquímicos. “Deben preparar los fitosanitarios con todos los resguardos, usar los Elementos de Protección Personal (EPP), identificar y almacenar los envases, leer las recomendaciones en las etiquetas”.

Además de los beneficios obvios para la salud, dice Ruiz, cumplimentar con las BPA significa optimizar los recursos. “Si vos haces las cosas bien, hay eficiencia y reducción de gastos. Porque vos vas a aplicar lo que tenés que aplicar. Si aplicas de menos o de más, o en las condiciones ambientales que no son las correctas, tenés un desperdicio”.

Al ser consultada sobre los recortes que el gobierno actual realizó sobre el organismo sanitario, y la posibilidad de que los mismos dificulten la capacitación de los productores, Ruiz declaró que será responsabilidad del actual equipo del Senasa “ser más eficientes con los recursos que tenemos” para lograr que la información llegue a los lugares necesarios.

En ese plan se pensó y lanzó una Curso Virtual de Buenas Prácticas Agrícolas destinado a técnicos y profesionales del sector frutihortícola, con el objetivo de brindar herramientas sobre BPA que éstos luego puedan trasladar a sus colegas y zonas de trabajo.

El curso online comenzará el 24 de septiembre, durará 8 semanas y deberán completarse 24 horas de cursado. Las inscripciones se extienden hasta el 11 de septiembre y hay vacantes limitadas.

Share
Where