El turrón de patatas fritas que deja sordo

Albert Adriá sorprende con un turrón elaborado con patatas fritas de bolsa de Lays Gourmet, cobertura de chocolate, chocolate con caramelo y praliné de macadamia tostada.

Albert Adriá, mejor chef pastelero por The World’s 50 Best en 2015 y Premio Nacional de Gastronomía en 2018, lleva años innovando por Navidad. De su colaboración con Torrons Vicens ya han salido turrones de pan, aceite y chocolate, de cerveza, de chocolate con churros, de vinagre y frambuesa o de mojito, entre otros sabores. Pero este año ha vuelto a sorprender con un turrón de patatas fritas (de bolsa).

Albert Adriá, mejor chef pastelero por The World’s 50 Best en 2015:

“Lo importante era que la patata estuviese muy presente, tanto en el sabor como en la textura.”

“Y es un turrón que te deja sordo porque cuando lo masticas es tan crujiente que dejas de escuchar a quien te habla.”

Además de patatas fritas de Lay's Gourmet, el chef ha empleado una cobertura de chocolate, chocolate con caramelo y praliné de macadamia tostada.

Albert Adriá, con una bolsa de Lays Gournet y un trozo de su turrón.

Albert Adriá:

“El reto ha sido mantener la humedad de la patata y también su tamaño. Hemos puesto todos los ingredientes a su servicio.”

Adriá, que en la época de El Bulli ya había experimentado con el maíz frito bañado en chocolate, también compara el sabor de este turrón con el de unos churros bañados en chocolate.

Albert Adriá:

“El hecho de que la patata sea tan popular la banaliza un poco como producto de calidad.”

“Pero sentimos mucho respeto por el turrón, sabemos qué es. Solo espero que la textura sorprenda y que se acabe convirtiendo en un clásico y un icono de la Navidad. Las tendencias cambian.”

Este turrón, que se producirá en edición limitada, estará disponible en una quincena de centros de El Corte Inglés, Amazon, algunas tiendas de Turrons Vicens y también la web de Lay's Gourmet. Cada tableta costará 11,50 euros.

El cocinero recomienda abrir el envase un par de días antes de consumirlo 'para que las grasas se estabilicen y se seque la parte externa'. También aconseja conservarlo en un lugar frío y oscuro –nunca en la nevera– y propone maridarlo con cava, vino de Jerez seco o cerveza negra tostada.

Con todo, Albert Adriá no es el primero que se atreve con un turrón de patatas fritas. Hace un año, también en colaboración con Lay's, el pastelero Christian Escribá, considerado uno de los mejores de España, ya elaboró un turrón de patatas fritas con chocolate negro y praliné de almendras.

Help