Food Innovation Online Corp
  • English
  • Español
  • 简体中文
  • Nederlands

You are here

La UE dice que Galicia está a punto de erradicar plaga

La UE dice que Galicia está a punto de erradicar plaga
January 8, 2019

Los técnicos de la Unión Europea han elaborado un informe de inspección en el que se concluye que Galicia está en el buen camino para erradicar la plaga de la patata, ocasionada por un insecto conocido como la polilla guatemalteca (Tecia solanivora) y que fue detectada por vez primera en suelo gallego en el concello de Neda, a finales del 2015. El pasado mes de septiembre, un equipo enviado por Bruselas, compuesto por dos inspectores, un experto en tubérculos que los asesoraba, dos intérpretes y tres funcionarios del Ministerio de Agricultura, supervisaron sobre el terreno los trabajos llevados a cabo en Galicia para frenar la expansión de esta plaga.

El informe de los auditores expone que se ha demostrado una reducción «rápida y sostenida» de la polilla y que la continuidad de las medidas adoptadas (prohibición de producir en las zonas infectadas y restricciones al movimiento de la mercancía), permitirá, con el tiempo, la erradicación de la plaga.

El equipo inspector de la UE destaca que las prospecciones llevadas a cabo en territorio español fueron útiles para determinar, de manera correcta y conforme a los estándares internacionales, la distribución de la plaga en España, ausente en todas las comunidades autónomas con la excepción de Galicia y Asturias. Los inspectores constataron que esto garantiza que los envíos de patata, tanto dentro del territorio español como hacia otros países, están libres de esta plaga. La polilla guatemalteca no ha afectado a las principales zonas productoras de la comunidad, como Bergantiños y A Limia.

Y este era el principal temor que había en Galicia. De hecho, en esas comarcas se concentran el 90 % de los productores de la Indicación Xeográfica Protexida Pataca de Galicia, una denominación que engloba a 67 agricultores que recogen 6 millones de kilos al año, más de un tercio de toda la producción gallega.

Los antecedentes

El 4 de marzo del 2017 el Ministerio de Agricultura estableció, a través de un real decreto, la prohibición de plantar patatas durante un período mínimo de dos años (comenzó a contar el día 5 de marzo de ese ejercicio) en los ayuntamientos afectados por la Tecia solanivora, así como la aplicación de otras medidas para acabar con la plaga de la polilla, que después fueron desarrolladas por la Xunta. Medio Rural está estudiando cómo será el procedimiento en los próximos meses en los ayuntamientos afectados, sobre todo por la mejoría que han experimentado algunos de ellos.

La llegada a Galicia, de manera irregular, de patata infectada procedente de Canaria es una de las principales hipótesis que maneja la Administración central para explicar la presencia de la polilla guatemalteca en suelo gallego, que tiene en jaque a 33 ayuntamientos del norte de las provincias de A Coruña y de Lugo.

El último en sumarse a la lista fue el de Muxía. En A Coruña, además de este municipio, hay otros 14 afectados: Ferrol, Narón, Neda, Valdoviño, San Sadurniño, A Capela, Fene, Mugardos, Ares, Cabanas, Ortigueira, Mañón, As Pontes y Cariño. A esta lista se suman otros 18 ayuntamientos de Lugo: O Vicedo, Viveiro, Xove, Cervo, Burela, Foz, Barreiros, Ribadeo, Trabada, Lourenzá, Mondoñedo, Alfoz, O Valadouro, Ourol, Abadín, A Pastoriza, Riotorto y A Pontenova. Según explica Medio Rural, estos 33 concellos comprenden la llamada zona demarcada o infestada. La Xunta estableció una segunda zona tampón. Se trata de todos los terrenos comprendidos en una franja de 5 kilómetros en el límite de los ayuntamientos con presencia del insecto, así como en los municipios de As Somozas, Moeche y Cerdido, al estar rodeados de concellos directamente afectados por la polilla.

Medio Rural aclara que en la zona tampón sí se puede plantar, pero se ha elaborado un registro para identificar todos los cultivos. En los municipios con presencia de la polilla, además de la prohibición del cultivo y de las restricciones al movimiento, no se puede comercializar patata a granel y todo el producto debe llegar al consumidor final embolsado y etiquetado

Share
Where