PotatoPro Homepage
  • English
  • Español
  • 简体中文
  • Nederlands

La comarca de A Limia recoge más de cien millones de kilos de patatas, de los que diez están amparados

La comarca de A Limia recoge más de cien millones de kilos de patatas, de los que diez están amparados

Producción de patatas en la comarca de A Limia.

November 11, 2019
La comarca de A Limia está a punto de cerrar la campaña de recogida de la patata con más de cien millones de kilos en los almacenes -permanece en las parcelas el 5% de la producción-, de los que tan solo diez millones cuentan con el amparo del sello de la Indicación Xeográfica Protexida Pataca de Galicia, pertenecientes a la variedad Kennebec.

El problema es que la producción de patata protegida, que se comercializa sobre todo el Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, 'resulta insuficiente', se agota de forma sistemática en marzo o abril, por lo que el Consello Regulador Pataca de Galicia permanece a la espera desde hace casi tres años de que Bruselas autorice el amparo de la Fina de Carballo y la Agria.

Esta última variedad, de carne amarilla y especial para freír, es muy abundante en la comarca de A Limia, por lo que en el momento que se regule, el Consello Regulador estaría en disposición de poder certificar hasta 25 millones de kilos de patata protegida, con lo que el mercado no quedaría tanto tiempo desabastecido.

El director técnico del organismo, Luis Saa, reclama a los eurodiputados que representan a Galicia que planteen alguna pregunta sobre esta propuesta, formulada hace tres años, a la que tuvieron que añadir una serie de alegaciones en 2018, momento desde el que no se han registrado nuevos avances.

En la actualidad, el 70 por ciento de la producción de Agria va para la industria de los fritos, pero a partir del momento que quede amparada, es posible que se diversifique bastante su uso, porque también se puede consumir cocida y guisada.

La Kennebec, a pesar de que es una variedad muy apreciada, se encuentra con problemas en el sector de la restauración, porque 'si está mucho tiempo en el agua se deshace'.

Y eso no ocurre con la Agria, que puede aguantar más. La primera es conveniente que no esté más de media hora en el agua, en cambio la segunda puede aguantar tres horas.

La variedad Kennebec se puede conservar hasta el mes de junio, pero el problema es que se termina todas las campañas en marzo o abril, por lo que a los productores les vendría muy bien que se lograse el amparo de la Fina de Carballo -variedad minoritaria, perteneciente a la comarca de Bergantiños- y sobre todo de la Agria.

Luis Saa, director técnico del Consello Regulador Pataca de Galicia:

“En el momento que se amparen estas variedades, el descubierto puede reducirse a dos o tres meses, en lugar de cinco.”
En el futuro también se podrá reforzar con la producción de Kennebec de la zona de A Mariña, 'si realizan la siembra más temprano o más tarde', pero esta comarca permanece suspendida, al encontrarse con el problema de la polilla guatemalteca desde hace dos años.

La producción en esa comarca está 'pendiente de la autorización de la Xunta'. La Administración autonómica le dará luz verde, 'en el momento que no detecte la polilla en las trampas', advierte Saa.

Los agricultores tendrán que esperar como mínimo una semana para retirar la pequeña porción de patatas que queda en las parcelas, por la persistencia de lluvias, para que no se entierren los tractores y para poder recoger el producto seco, con la finalidad de evitar la podredumbre.

La producción amparada por el Consello Regulador Pataca de Galicia 'ya se encuentra en los almacenes desde hace quince días', concluye Luis Saa.
Share
Where