Food Innovation Online Corp
  • English
  • Español
  • 简体中文
  • Nederlands

You are here

Estudio evidencia que los consumidores americanos pagarían más por papa transgénica más saludable

Estudio evidencia que los consumidores americanos pagarían más por papa transgénica más saludable
March 30, 2015

Según se desprende del último estudio realizado por economista Wallace Hoffman de la Universidad Estatal de Iowa (Estados Unidos), los consumidores estadounidenses estarían dispuestos a pagar más por productos modificados genéticamente (MG) de patata (o papa) con bajos niveles de acrilamida, un contenido químico dañino para el ser humano relacionado con el cáncer. La propia Food and Drug Administration de los Estados Unidos ha instado a los consumidores a reducir el consumo de alimentos que contienen esta sustancia.
La investigación de Huffman ha medido las actitudes de los consumidores hacia productos potenciales derivados de patata transgénica con menores niveles de acrilamida. Los resultados de su investigación mostraron que los consumidores están dispuestos a pagar más por productos de patata MG que redujeran la formación de acrilamida.

Huffman reconoció que los resultados proporcionan evidencia de que los consumidores están dispuestos a pagar más por mejorar la seguridad de los alimentos, incluso cuando la mejora se consigue a través de métodos biotecnológicos. Los encuestados reconocieron su disposición a pagar casi dos dólares más por una bolsa de patatas para cocinar tras conocer los riesgos de la exposición a la acrilamida. También reconocieron estar dispuestos a pagar 1,33 dólares más por una bolsa de patatas fritas congeladas.

Este estudio llega después de que en noviembre de 2014 se aprobara en Estados Unidos el cultivo de una nueva variedad de patata MG que produce menos acrilamida cuando se fríe y que se conoce como Innate. La aprobación se produjo tras diez años de investigación científica y tras haber superado con éxito los ensayos de campo y todos los controles de seguridad pertinentes.

Share
Where