Advanced Search
Los productores del tubérculo en Boyacá aseguran que la actual crisis es peor por la que atravesaron en el 2020.

Los productores del tubérculo en Boyacá aseguran que la actual crisis es peor por la que atravesaron en el 2020.

Ante la crisis que atravesaron los papicultores en el año 2020, resultado de la importación y sobreoferta de papa, y por la dura crisis que se ha enfrentado tras el covid-19, actualmente dicen que la situación es peor de difícil, debido a los prestamos que les concedieron entidades bancarias y que hasta ahora están empezando a pagar.

Según información de El Tiempo, Flor Alba Rodríguez Zamora, representante de dos asaciones de cultivadores de papa en Boyacá y Samacá, manifiesta que los problemas de los papicultores son los prestamos que están pagando; otro problema es el precio al que los intermediarios quieren pagar por el tubérculo; por otro lado, el precio de la papa ya subió, pero los campesinos no estaban preparados en producir más este alimento por el miedo de endeudarse más, además que no contaban con el dinero necesario, y por último, les preocupa que el Gobierno tome la decisión de importar papa, despojando a los productores de la venta del producto.

Por su lado, el Gobierno asegura que el campo colombiano ha crecido, Juan Camilo Restrepo, viceministro de agricultura, dijo que en el país no se han desprotegido a los campesinos y que a través de la campaña 'Consuma lo nuestro' se ha fortalecido el campo.

Restrepo también reiteró a través de ese medio que, la importación de papa es mínima y no debería preocuparle al campesino, Explicó que “en 2020 se importaron 50.000 toneladas de papa, mientras que la producción local fue de más de 2,2 millones de toneladas”, añadiendo que solo sería el 2,27% del total de la papa en el país.

Asimismo, el viceministro mencionó que desde el Congreso se está desarrollando una ley de financiamiento para que los papicultores que recurrieron a préstamos, tengan facilidades para salir de la deuda.

En cuento a la situación de las ventas con intermediarios, desde el año 2020 se realizó un plan para que los campesinos puedan vender sus productos a un precio acordado con un cliente a través de un contrato, para así establecer un precio justo y se elimine el intermediario.

Finalmente, Flor Alba Rodríguez dijo que no han recibido las ayudas que les ofreció el Gobierno, a lo que Restrepo explicó que hay un incentivo económico para la papa, que ondea entre 940.000 y 1,4 millones de pesos por productor y que los productores de Boyacá recibieron 10.000 millones de 30.000 que son destinados para 9 departamentos.
Help