Advanced Search
Papas Vidal alcanza los noventa años en Benifaió.
Una imagen del centro de producción de patatas fritas de Vicente Vidal en Benifaió tomada en 2008.
La marca de patatas fritas Vicente Vidal, fundada en 1931 en Benifaió, ha cumplido noventa años convertida en un gran referente del sector.

La empresa, hoy en manos del Grupo Apex, dio un salto cualitativo al destinar gran parte de su producción a grandes superficies comerciales, aunque siempre ha reivindicado la calidad y proximidad como ejes de la firma, que fue reconocida desde sus orígenes por su cuidada elaboración tradicional.

Papas Vidal no ha dejado de crecer exitosamente hasta convertirse en la marca más importante del litoral mediterráneo y uno de los principales referentes nacionales de patata frita.

Desde hace más de 10 años, la marca forma parte de Apex junto con otras marcas de aperitivos como Aspitos, Aspil, Jumpers, Popitas o Marinas; y cuenta también con presencia a nivel internacional en países como China, Hong Kong, Filipinas, Uruguay, México, Guinea Ecuatorial o Marruecos, entre otros.

En el año de su fundación, la empresa contaba con un único empleado, su propio fundador, y logró unas ventas anuales equivalentes a unos 1.200 euros. El propio Vicente Vidal repartía las patatas fritas.

En 2004 la mercantil inició una campaña de internacionalización que le ha llevado a Portugal, Francia, Gran Bretaña o Italia.

En 2006, cuando celebró su 75 aniversario, la fábrica de Benifaió ya ocupaba una extensión de 8.000 metros cuadrados y en ella trabaja un centenar de personas.

En ese momento, las ventas ya superaban los 15 millones de euros tras procesar casi 20.000 toneladas de patatas.

Hoy, para celebrar el 90 aniversario, se ha difundido un vídeo que recoge parte de la historia e hitos de la marca, contados mediante algunos de los propios testimonios profesionales, así como por parte de algunos de los miembros de la propia familia Vidal.

Volver a los orígenes

Con motivo del compleaños, la marca anuncia el lanzamiento de una bolsa homenaje a los orígenes de Vidal: recuperando la receta tradicional de 1931, con un packaging característico que reproducirá el mismo fondo amarillo de sus inicios y la silueta de Vicente Vidal en el frontal.

Esta versión incluirá, además y de forma destacada, la localidad de producción de las patatas fritas como sello de garantía de cercanía.

Con sede central en Ribaforada (Navarra) y una facturación de 85 millones anuales, el Grupo Apex se dedica a la fabricación y comercialización de snacks, frutos secos y patatas fritas de calidad.

Algunas de sus marcas más conocidas son Aspitos, Jumpers, Popitas, Marinas, Vicente Vidal, Aspil, entre otras. El grupo se caracteriza por su alto compromiso con la calidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sus directivos apuestan siempre por lograr mejoras en materia de innovación, salud y sostenibilidad. En la actualidad, el Grupo Apex se ha convertido en una empresa puntera y está presente en todos los canales comerciales.
Marel
Help