Advanced Search
España: Productores de patata de A Limia estudian plantar menos cantidad este año

El sector de la patata en Xinzo siempre tuvo que capear contratiempos como el precio, la climatología y las pestes, y a todo ello se sumó en 2020 otro enemigo impredecible como es el COVID.

El sector de la patata en Xinzo siempre tuvo que capear contratiempos como el precio, la climatología y las pestes, y a todo ello se sumó en 2020 otro enemigo impredecible como es el COVID.

Todo le causo grandes perjuicios en la campaña pasada, con kilos de patatas que no tuvieron salida al mercado debido principalmente al cierre de la hostelería.

Y ante el panorama pandémico que persiste en 2021, los agricultores están preocupados, desilusionados, y no saben si lo mejor será sembrar menos cantidad de patatas. Por lo pronto, las lluvias ya podrían haberle echado a perder unos 10 millones de kilos de cereales de invierno.

Servando Álvarez, técnico del Inorde:

“Hay un sentir de preocupación, de falta de ilusión y pesadumbre.”

“... ya que gran parte de la producción de patata de A Limia tiene como destino final la hostelería y similares, y está prácticamente cerrada y no se sabe cuántas veces más lo estará a causa de esta pandemia.”

“Recuerda que venimos de un año en el que la situación ya fue un poco dura porque los precios no fueron muy buenos, sobre todo para la patata que tiene un destino más industrial, y aún queda mucha cantidad en los almacenes.”

Y para mayor estrés ya se acerca la primavera y 'el agricultor tiene que establecer su calendario de siembras y surge la preocupación de qué hacer, de si plantar más o menos cantidad, y de cómo se va comportar el mercado'.

Dice que esta situación 'no es algo propio del sector agrícola', y lamenta que cuando se dan datos del virus 'es el que menos se menciona cuando es un sector que está todo los días luchando y preocupado por esta problemática actual, y aún no ha sido capaz de cubrir los gastos del año pasado y hay que empezar a planear los de este año.'

Así, la preocupación es ahora cómo programar su calendario de siembras, y cómo se va a comportar la pandemia y el mercado, y eso 'es un mar de dudas'.

Estas lluvias también le afectan ya que pueden retrasar la fecha de plantación de patatas y de cereal de primavera, aunque aún falta mucho para saberlo.

Por ahora con las lluvias de estos días ya se teme que se echaran a perder 'probablemente unos 10 millones de kilos de cereales de inviernos, entre trigo y centeno'.

Y es que explica que en A Limia la precipitación media anual es entorno a los 800 litros por metro cuadrado, desde el 1 de diciembre hasta ahora ya cayeron unos 400, o sea, en dos meses y medio la mitad de lo que debía llover en todo el año.

Help