Advanced Search
  • News
  • Potato Supply chain
  • Con papas resistentes a altas temperaturas, jóvenes buscan combatir la hambruna en Colombia
Jóvenes buscan combatir la hambruna en Colombia.
Jóvenes buscan combatir la hambruna en Colombia.
Doce estudiantes de Biotecnología lograron adaptar el cultivo de la papa a temperaturas altas, para que las comunidades de esas regiones de alto calor puedan sembrar el tubérculo bajo los inclementes rayos del sol.

El Chocó y El Guajira son reconocidos a nivel mundial por su alta biodiversidad, rica en humedales, ríos, paisajes, bosques y miles de especies de fauna y flora.

En las montañas de estas dos regiones se esconden flagelos como el hambre, la desnutrición y la pobreza extrema que, según el ICBF, han cobrado la vida en 2021 a más de 29 niños.

En medio del silencio de la noche, las barrigas de los niños rujen de hambre porque solo se acuestan con un plato de comida. Según la Red de Banco de Alimentos, 580.000 menores padecen actualmente de hambre y desnutrición.

Disminuir la hambruna en el Chocó y La Guajira a través de la modificación del cultivo de la papa, fue la meta que se trazaron 12 jóvenes estudiantes de Biotecnología de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia.

Tomás Molina, líder del proyecto:

"Tratamos como de solucionar esa problemática de la hambruna, entonces como estas zona presentan altos índices de radiación solar, fue necesario adaptar el cultivo de la papa que queríamos sembrar allí, a altas temperaturas, utilizando la biología sintética. Con esto vimos dos oportunidades, porque la papa es cultivada en lugares de clima frío como por ejemplo los páramos y este tipo de cultivos daña los terrenos y hace que perdamos el recurso hídrico."
La papa contiene un aporte nutricional de minerales y vitaminas lo que es considerado un producto que podría ayudar a combatir el hambre a nivel mundial.

Aunque la temperatura óptima para la producción de este alimento axila entre los 17 a 23 grados centígrados, los universitarios lograron hacer la papa resistente a los poderosos rayos del sol que caen en La Guajira y superan los 30 grados.

Anderson González:
 
"En nuestro proyecto no modificamos el ADN de la papa, es decir que es la misma que se cultiva en un terreno frío, pero ahora será resistente a los rayos del sol."

"Entonces lo que hicimos fue tomar la proteína que protege a la papa de altas temperaturas y hacer que la bacteria Bacilos Subtilis la produzca por una ruta genética y se la entregue a la planta de papa."
Los participantes obtuvieron la medalla de bronce en el primer concurso de biología sintética de la competencia International Geneticaly Engineered, que se celebra cada año en Estados Unidos y 24 países hicieron parte del concurso.
TOMRA
Help