Advanced Search
La demanda de Princesa Amandine no ha dejado de crecer en España.

La demanda de Princesa Amandine no ha dejado de crecer en España.

El auge que ha tenido la marca en 2020 ha sido clave para la compañía, conscientes de que la crisis del COVID-19 ha favorecido el consumo en el hogar, con preferencia sobre la patata.

Con la previsión de duplicar la superficie de cultivo, Princesa Amandine (Ibérica de Patatas, El Zamorano, Udapa, Campotec) se convierte en un nuevo operador del mercado español.

La campaña de invierno ha sido positiva para Amandine, en plena fase de crecimiento y con la previsión de duplicar este ejercicio su volumen comercializado para alcanzar los 3.000.000 kg de patatas a finales de año.

Para ello tienen como objetivo duplicar la superficie de cultivo hasta superar las 80 hectáreas.

Jean Michel Beranger, director general de la Asociación Princesa Amandine Ibérica:
 
“Se están dando las condiciones óptimas y, gracias al crecimiento en la demanda de nuestra patata, para 2022 aumentaremos también las hectáreas de plantación.”

El sector aconsejó para este 2021 disminuir la producción para los países exportadores (Norte de Europa) en un 15%, también desde Castilla y León se sumaron a esta recomendación.

Esta tendencia se debe, por una parte, a que las necesidades de las industrias transformadoras de patata, muchas de ellas multinacionales instaladas en Francia, Holanda y Bélgica sobre todo, van a demandar menos patata, a lo que hay que unir que la hostelería también tiene menores necesidades por las limitaciones de horarios, y por otro, que hay un importante impulso de producciones locales en todos los países porque así lo demanda el consumidor actualmente, con lo que las propias transacciones intraeuropeas serán menores.

Sin embargo, este fenómeno no afectó a la Princesa Amandine, ya que su producto se distribuye fundamentalmente a través del canal retail, en los centros de distribución, dirigido al consumidor final, y aquí han visto que la demanda no ha dejado de crecer.

Ya están presentes en muchas de las cadenas a nivel nacional como Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, DIA, y su objetivo ahora es desarrollar más su presencia en las cadenas locales y regionales, donde ya están en Ahorramás, Sánchez Romero, Lupa y Consum Cataluña.

La campaña de verano se presenta para la marca con muy buenas perspectivas, incluso ya están pensando en producir la patata nueva para sus clientes en Francia en los meses de mayo y junio para complementar su producción con la patata nueva española.

Jean Michel Beranger:

“Nuestro objetivo es crear una marca de patata que el consumidor pueda diferenciar de las demás.”

“Nuestro objetivo es crear una marca de patata que el consumidor pueda diferenciar de las demás por tener unas características culinarias diferentes: cremosa, ligera, sabrosa y firme; que esté disponible todo el año, con una misma variedad, en los principales lineales del país.”
Comenta Beranger, quien lleva a cabo la estrategia de promoción de la patata en España, donde se han posicionado en televisión, a nivel de redes sociales (Cristina Ferrer), acciones de comunicación y también con operaciones en tienda como el acuerdo con ACME (Asociación de Creadores de Moda de España) para regalar delantales firmados.

En relación a los nuevos formatos, se han enfocado en un tamaño de 1,5 kg, que corresponden a las necesidades de la nueva unidad familiar. También van a lanzar muy pronto un nuevo formato específico de bolsa de patata para microondas para responder a las necesidades de cocina rápida y saludable.

Preguntamos a Beranger por los cambios que prevé en el sector de la patata.

Jean Michel Beranger:
 
“Se van acelerar más las tendencias que se venían produciendo, como la especialización de los agricultores patatero.”
La tecnificación y digitalización que tienen a su alcance es cada vez más accesible, lo que les permite monitorizar sus cultivos, los riegos, los tratamientos, la trazabilidad, la seguridad alimentaria, etc. Mucha tecnología que, para incorporarla a su explotación, necesitan tener confianza en el futuro de la patata.

El director general de Princesa Amandine reclama que se necesita que todos los agentes del sector estén unidos y puedan ofrecer certidumbres y seguridad al mercado.

Jean Michel Beranger:
 
“La herramienta más eficaz para esto es la fijación mediante contrato de las producciones entre productores y envasadores, y éstos a su vez con compromisos más sólidos y definidos en el tiempo con los clientes finales, distribución y detallistas.”

Los pilares del proyecto Princesa Amandine precisamente se asientan sobre esto, fidelizar la producción con agricultores especializados en el cultivo de patata Amandine y con la idea de hacer marca conjuntamente con cada eslabón de la distribución.

Ya hay marcas de frescos reconocidas en categorías como kiwis, manzanas o sandías, que son ejemplos en los que se fijan desde la Asociación Princesa Amandine Ibérica.

Help