Advanced Search
En Perú existen cuatro mil variedades de papa y hay 2300 papas endémicas.
En Perú existen cuatro mil variedades de papa y hay 2300 papas endémicas.
El 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Papa. Desde este espacio hemos venido celebrando esta fecha durante varios años y este 2022 no será la excepción, sobre todo porque debido a la pandemia, los últimos años no hemos podido darle la importancia que merece a esta fecha.

Años anteriores los supermercados se llenaban de coloridas papas nativas y escuchábamos en distintos medios sobre sus beneficios y lugares donde encontrarla. Como bien sabemos, existen alrededor de cuatro mil variedades de papa y en nuestro país hay más de 2300 papas endémicas.

Lo hermoso de este producto es que cada una de estas variedades son distintas en textura, color y sabor. Son pocas las variedades que consumimos diariamente, sobre todo en la capital. Papa blanca, amarilla, huamantanga, peruanita o canchán, son las más conocidas pero quedan otras miles que ni siquiera sabemos muchas veces dónde comprar.

En este mes de mayo, los mercados de barrio, y sobre todo las Agroferias Campesinas de Magdalena y Miraflores empiezan a traer variedades de papas nativas que recomendamos probar. Esto genera que miles de agricultores de nuestro país hayan podido mejorar sus ingresos, crecer su producción y sobre todo, vender su cosecha a precios más justos, sobre todo en esta temporada donde los precios se complican para todos

Un tesoro

Nuestras papas nativas, que se cultivan en su mayoría en las alturas, son un alimento rico en nutrientes, que debemos lograr que más gente consuma, ya que esto genera que los agricultores quieran seguir con su importante trabajo en el cuidado de nuestra biodiversidad.

Pero sobre todo, que las nuevas generaciones quieran continuar el trabajo de sus padres, y así evitar el abandono de las tierras que tanto está sucediendo, no sólo con el cultivo de nuestras papas nativas sino en el campo en general.

El cultivo de papa en el Perú es, hoy en día, el más importante, social y económicamente, ya que involucra en su labor a más de setecientas mil familias rurales que hoy por hoy se ven afectadas por esta situación.

La papa tiene alrededor de diez mil años de historia, es prácticamente el ADN de nuestra cocina, quizás tanto como el ají.

Si quieren conocer más sobre nuestras papas, pueden aprovechar el turismo vivencial que ofrece Edilberto Soto a través de www.rutadelapapaperu.com.pe/ donde se puede vivir desde la siembra hasta la cosecha de papa en la ciudad de Ayacucho.

Por otra parte, si están interesados en comprar papas nativas directamente a su hogar, pueden hacerlo a traves de Miski Papa ( o @misku.papa en instagram, Asociación de Guardianes de la papa nativa, quienes trabajan en Lima y Trujillo. Aprovechen estos días de festividad alrededor de nuestras papas nativas para probar aquellas papas que nunca habían visto, cocinado o degustado. Su consumo es necesario para mantener a nuestros agricultores y nuestros insumos.

Las preparaciones son infinitas, y de paso aprendemos que la papa tumbay es perfecta para cocinar al vapor, o la papa amarilla es la que debe utilizarse para hacer causa, la papa peruanita funciona muy bien para sancochado y ensalada pero no para freír.

Poco a poco vamos a volvernos lo suficientemente exigentes para elegir siempre papas cuyo origen sea local. Y ¿por qué es esto importante?

Porque con ello contribuimos al desarrollo de peruanos que se dedican a su cultivo, nos acostumbramos a consumir productos locales, valoramos su origen, aprendemos de sus variedades y sus usos, para que nuestros platos queden más sabrosos.

Y así nuestra cadena alimentaria: productor, comprador, cocinero y consumidor crece fuerte, sobre todo en estos momentos.
Marel
Help