Advanced Search
Un agricultor tinerfeño se prepara para plantar papas locales. (Cortesía: María Pisaca)
Un agricultor tinerfeño se prepara para plantar papas locales. (Cortesía: María Pisaca)
El Ayuntamiento de La Laguna apuesta por fomentar el consumo y producción de la papa tinerfeña con medidas como la aplicación de limitaciones a la introducción de papa de fuera.

Es la base de la moción aprobada ayer en el pleno de ayer y elevada por las tres formaciones políticas que integran el grupo de Gobierno lagunero (PSOE, Unidas se puede y Avante).

La propuesta recoge cinco acuerdos en defensa de las variedades isleñas y de los agricultores locales ante «las injusticias que se cometen con la gente del campo, que reciben 20 o 25 céntimos por kilo cosecha.

De los puntos establecidos, uno va dirigido a instar a las administraciones supramunicipales, así como a las principales empresas importadoras, a que no se traiga papa de fuera durante el periodo sensible de producción, entre los meses de abril y septiembre.

De igual forma, se pide al Gobierno de Canarias «un refuerzo en los servicios de inspección en la vigilancia del cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria.

Por otro lado, el grupo de Gobierno, encabezado por el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, refuerza su compromiso respecto «a trabajar con el sector agrícola y sus organizaciones para el incremento de la cosecha, la comercialización y el consumo de la papa canaria.

Apuesta, además, por promocionar este «alimento indispensable» de la gastronomía isleña y defiende «el pago justo» para agricultores o agricultoras, «siempre por encima del coste de producción».

La moción, impulsada por el área de Desarrollo Rural, subraya «la importancia del sector primario para garantizar la seguridad alimentaria» de la población, especialmente en contextos de pandemia o conflictos internacionales como la situación actual, y se resalta «la obligación, tanto de las administraciones públicas como de la ciudadanía, de proteger y cuidar del campo como elemento central en las políticas económicas y de sostenibilidad».

Entre las medidas impulsadas por el Ayuntamiento se alude a la estrategia para el fomento de la soberanía alimentaria, la educación ambiental y la sostenibilidad del territorio.

De forma específica, destacan el Banco de Tierras, los proyectos de autoabastecimiento forrajero y de asesoramiento y formación para fomentar la agroecología, el apoyo a los canales cortos de comercialización y el proyecto del Mercado Agrario del Nordeste, así como las subvenciones a productores de La Laguna.

Para el equipo de Gobierno, «el abuso de las importaciones y de la intermediación y la desconsideración de las grandes cadenas de supermercados contribuyen al hundimiento paulatino del sector primario» y provocan que «no haya relevo generacional y que aumenten las hectáreas abandonadas».
Help