Advanced Search
EE.UU., Europa y Bolivia son los principales destinos de la patata peruana.

EE.UU., Europa y Bolivia son los principales destinos de la patata peruana.

Estados Unidos, Europa y Bolivia son los principales destinos de las exportaciones de patata peruana, que este año se espera que alcancen las 18.000 toneladas, a pesar del impacto de la pandemia de la covid-19, han informado fuentes oficiales.

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) ha señalado, en un comunicado, que por la mayor demanda de las patatas peruanas, en sus diversas especies, las exportaciones de este producto pueden cerrar este año en 5 millones de dólares.

Ha añadido que ya en 2020 se marcó un récord en las exportaciones del tubérculo peruano, con la compra de 16.000 toneladas de patata fresca y de la deshidratada conocido como “tunta” hecha desde Bolivia.

Exportaciones en crecimiento

En el marco de una campaña lanzada en conmemoración del 16 aniversario del “Día Nacional de la Papa” el especialista del Midagri Juan Miguel Quevedo ha indicado que en 2020 se exportaron 17.160 toneladas “pese a la pandemia” y que para este año se estima exportar hasta 18.000 toneladas.

Quevedo ha detallado que la demanda ha crecido en Estados Unidos, principalmente, en su presentación procesada, precocida y congelada.

En Europa, ha explicado, se prefiere la llamada “papa peruana nativa”, que es procesada para comerla frita en hojuelas.

El especialista ha destacado, además, que Bolivia se ha convertido en uno de los principales compradores de patata fresca peruana producida en las regiones sureñas de Puno, Arequipa, Cusco y Apurímac.

Patata fresca y deshidratada

Juan Miguel Quevedo, especialista del Midagri:
 
“El año pasado fue un récord, los bolivianos nos compraron 16.000 toneladas de papa fresca, dirigida a empresas que realizan el pelado, congelado y las venden a los restaurantes de comida rápida que se han incrementado en Bolivia, debido a que sus variedades locales tienen mucho contenido de azúcar.”

“En Bolivia tiene mucha demanda la 'tunta', que es una patata procesada y deshidratada a bajas temperaturas en la sierra sur de Perú de muy buena calidad y que les gusta a los hermanos bolivianos.”

“Es una papa que para consumirla se remoja unas dos semanas o tres, se puede almacenar como dos años. Es el complemento perfecto para los platos bolivianos como sopas y guisos.”
Vodka con patata peruana

El Midagri ha destacado, además, que en los últimos años se ha comenzado a producir vodka a base de patatas nativas de la región sureña de Huancavelica que tiene 'mucho éxito' en la demanda de tiendas y supermercados de Estados Unidos.

Esta patata también se ha usado para elaborar alcohol medicinal en el contexto de la pandemia de la covid-19, que en Perú ha dejado, hasta el momento, casi 2 millones de casos y más de 180.000 decesos.

Quevedo ha resaltado que gracias al Centro Internacional de la Papa (CIP), que tiene su sede en Lima, se ha identificado unas 70 variedades nativas aptas para la fritura, que ya fueron inscritas en el Registro de Cultivares Comerciales.

Entre estas figuran las de pulpa de color amarillo, rojo, morado y azul, muy demandadas por empresas que las procesan como bocaditos de exportación.
Help