Advanced Search
La crisis de la guerra aumenta la demanda de patatas en Italia.
La crisis de la guerra aumenta la demanda de patatas en Italia.
El conflicto ruso-ucraniano, que ya lleva 40 días, parece estar cambiando los hábitos alimentarios de los consumidores italianos.

Por ejemplo, para la patata hay un aumento de dos dígitos en los pedidos, sobre todo porque el precio de este artículo, considerado esencial, se mantiene estable frente al del trigo u otros cereales, que están registrando precios récord.

Hablamos con Vincenzo Colombrino, de Magna Grecia, una cooperativa agrícola que opera desde Basilicata y comercializa alrededor de 4.000 toneladas de patatas cada año en muchas cadenas de supermercados en el centro-sur del país.

Vincenzo Colombrino, de Magna Grecia:
 
"En patatas, respecto a hace unos meses, registramos un aumento de los pedidos superior al 20%, un incremento que comenzó con los primeros bloqueos del transporte por carretera y que se intensificó con la guerra en Europa del Este."
Palés de patatas listos para salir

Palés de patatas listos para salir.

Vincenzo Colombrino:
 
"Los supermercados nos piden aumentar los volúmenes y prever más iniciativas de promoción en los próximos días, ya que el producto se sigue vendiendo bien y la demanda es muy alta. De nuestro depósito en Metaponto salen diariamente 25 toneladas de patatas, volúmenes que llegan a las dos plataformas de distribución (Gioia del Colle y Catania), lo que nos permite una logística eficiente y rápida en todas las regiones del centro-sur de Italia."

"Tenemos alrededor de 300 hectáreas dedicadas al cultivo de patatas, principalmente en las regiones de Campania, Lacio y Emilia Romaña, y que incluyen diferentes variedades, como Colomba, Agata, Sunita y Annabelle (carne amarilla) y Laura (patata roja con carne amarilla)."

"La patata, en comparación con otros productos hortofrutícolas, no es fácilmente perecedera y, por tanto, se almacena mejor."

"También por este motivo, en las últimas semanas, las compras han crecido significativamente. Además, los precios a la salida del almacén se han mantenido inalterados en unos 0,55-60 €/kg, frente al aumento general de todos los alimentos, incluidas frutas y hortalizas."

"La incertidumbre generalizada y los importantes incrementos, tanto de alimentos como de energía y combustible, están haciendo que los consumidores se decanten por este artículo."

"Ya estamos planificando la nueva temporada 2022/23. Pensamos en renovar la misma superficie para las patatas y reduciremos, en cambio, la superficie destinada a la sandía."
Aquantis
Help